Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un herido, tendido en una cama del Hospital de Maiduguri, en Nigeria, el 18 de enero de 2017

(afp_tickers)

La masacre de al menos 70 personas el martes cuando la aviacion nigeriana atacó por error un campo de refugiados en Rann fue ocasionada por el lanzamiento de dos bombas cuando se repartían alimentos, detalló este jueves la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF).

"La primera bomba cayó a las 12h35 (locales). Cinco minutos más tarde, el avión pasó de nuevo y soltó una segunda", declaró Alfred Davies, coordinador sobre el terreno en Nigeria, según un testimonio publicado por MSF.

A esa hora el personal humanitario distribuía alimentos entre unas 40.000 personas refugiadas en el campo al que llegaron huyendo de la violencia del grupo islamista Boko Haram.

Davies añadió: "no vi el avión (...) pero las bombas fueron lanzadas sobre casas" en el centro de Rann. Muchos desplazados se salvaron porque se encontraban haciendo cola para recibir ayuda humanitaria (alimentos y abrigo sobre todo) en un lugar apartado del centro.

"Lo que vi es indescriptible. Algunos tenían los huesos destrozados y la carne por completo desgarrada y los intestinos desparramados por el suelo. Vi cadáveres de niños partidos por la mitad", añadió.

Hasta hace muy poco tiempo, las agencias de ayuda locales e internacionales no podían llegar hasta Rann a causa de los malos caminos y la inseguridad, en tanto la población padecía una escasez absoluta. MSF llegó a Rann hace menos de una semana.

Citando una fuente militar anónima, el diario nigeriano The Nation afirmó este jueves que el bombardeo fue "fruto de un error de información" brindado por otro país.

La insurrección de Boko Haram, que se levantó en armas en 2009, ha devastado el noreste de Nigeria, provocando más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados.

AFP