Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de puerta de entrada de la Bolsa de Lima, el 30 de mayo de 2011

(afp_tickers)

Graña y Montero, la mayor constructora de Perú, perdía el lunes más de un 30% por segunda jornada consecutiva, tras haber sido implicada por la brasileña Odebrecht en pagos de sobornos a cambio de una obra en el país.

Pasado el mediodía, los papeles de Graña y Montero en Perú se derrumbaban un 31,82% a 1,5 soles por título en la bolsa de Lima. Ya el viernes sus acciones también habían llegado a caer un 33,33% en la sesión.

Su desplome también afectaba a sus títulos ADR -certificados negociables emitidos en dólares- en la bolsa de Nueva York, que han caído un 35% el viernes y perdían un 31,89% este lunes, a 2,26 dólares.

El último viernes, la publicación peruana Hildebrandt en sus Trece, dio a conocer detalles de la delación premiada del exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, quien aseguró que Graña y Montero -con la que hizo consorcio para la construcción de la carretera interoceánica- conocía del pago de sobornos al presidente Alejandro Toledo para la obtención de esa obra.

"El pago ha Toledo ha sido por Odebrecht, pero el resto de empresas (del consorcio) sí tenían conocimiento, no detalles, pero sí sabían que existía el acuerdo. Esto fue más o menos así: ellos (los socios) sabían que habíamos pagado y sabían que teníamos que asumir lo que les correspondería", admitió Barata ante la justicia peruana, según documentos difundidos por la publicación.

Barata asegura que Odebrecht pagó 20 millones de dólares a cambio de la obra. El mismo viernes, Graña y Montero, que asegura controla 23 filiales en América Latina, rechazó la acusación.

"Negamos rotundamente dichas afirmaciones y reiteramos que nuestra empresa o nuestros ejecutivos nunca conocieron, ni menos gestionaron o realizaron pago alguno, en relación a algún tipo de soborno o reembolso por pagos de ese tipo, realizados por Odebrecht, tal como ellos han declarado", asegura el comunicado.

Administradoras de Fondos de Pensiones en Perú tienen invertidos unos 1.500 millones de soles (450 millones de dólares) en papeles de la firma y piden que se tomen medidas.

En tanto, The Rosen Law Firm, compañía de consejeros legales con sede en Estados Unidos, informó que investiga posibles demandas de inversionistas de Graña y Montero que podrían haber sido perjudicados por este derrumbe, tras la acusación contra la compañía.

AFP