Navigation

La mortalidad por covid en cuidados intensivos ha caído pero podría estancarse

El médico senior Markus Heim verifica los datos de los pacientes en la unidad de cuidados intensivos Covid-19 del hospital Klinikum Rechts der Isar, en Múnich, en el sur de Alemania, el 25 de enero de 2021. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 01 febrero 2021 - 23:57
(AFP)

La mejora de la atención hospitalaria ha reducido el índice de mortalidad en las unidades de cuidados intensivos en más de un tercio desde los primeros meses de la pandemia, pero este progreso podría estar estancándose, según un estudio publicado este martes.

La mortalidad de los enfermos de covid en las unidades de cuidados intensivos (UCI) cayó al 36% en octubre, según este estudio realizado entre más de 43.000 pacientes de varios países y publicado en la revista Anesthesia.

Según el análisis anterior de los mismos autores, difundido en julio, la mortalidad global de los pacientes con covid-19 en la UCI, entendido como servicio de reanimación, había pasado de casi el 60% a finales de marzo de 2020 al 42% al finales de mayo de 2020.

Estos dos estudios, llevados a cabo por el especialista en anestesia Tim Cook y sus colegas británicos, son "metaanálisis" que compilan diversos trabajos.

"Después de que nuestro primer metaanálisis del año pasado mostrara una fuerte caída en la mortalidad en la UCI por covid-19 de marzo a mayo de 2020, la actualización del análisis muestra que la disminución de la tasa de mortalidad entre junio y octubre de 2020 parece haberse estabilizado o haber llegado al tope", según los autores.

Estos últimos utilizaron datos de 52 estudios sobre 43.128 pacientes. Procedían de Europa, América del Norte y China, regiones incluidas en el análisis anterior, así como informes de Oriente Medio, el sur de Asia y Australia.

El conocimiento sobre lo que funciona y lo que no ha mejorado, ha progresado, recuerdan los especialistas.

Los esteroides (como la dexametasona) se pueden administrar a pacientes conectados a oxígeno o a un ventilador para mejorar sus posibilidades de supervivencia. Es probable también que los tratamientos hayan evolucionado a lo largo del año con cambios en la oxigenoterapia o la gestión de la coagulación sanguínea.

Los autores también se preguntan por el posible impacto de las nuevas variantes del coronavirus en pacientes en cuidados intensivos.

Peter Horby, director del ensayo clínico Recovery, que concluyó que la dexametasona es eficaz, estima que los medicamentos deberían seguir funcionando con las nuevas variantes porque actúan en la respuesta inmunitaria, no en el virus.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.