Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Decenas de taxistas bloquean una carretera en protesta contra los vehículos de transporte con chófer (VTC) el 26 de enero de 2016 cerca de París

(afp_tickers)

Los taxistas franceses se mostraban partidarios el jueves por la noche de poner fin a su movilización iniciada el martes, después de una reunión con el primer ministro Manuel Valls, que anunció controles a los vehículos de transporte con chófer (VTC).

Tras tres días de fuertes movilizaciones en París y en el resto de Francia, el primer ministro recibió durante tres horas a 17 organizaciones de taxistas, junto a otros representantes gubernamentales.

Al término del encuentro, varias organizaciones profesionales llamaron a los taxistas a poner fin a la huelga y a levantar las barreras, como la Unión Nacional de Taxis (UNT), que celebraron la entrada en una "fase positiva".

Otros sindicatos y asociaciones, muy activos durante la movilización en París, se mostraron abiertos a suspender el movimiento, pero dijeron que primero debían consultarlo con sus bases.

Cientos de conductores de taxi, que reclaman una compensación por la reducción de su actividad ante la competencia de los VTC como los del gigante estadounidense Uber, seguían movilizados el jueves, especialmente en Toulouse, Marsella y en la región parisina.

Valls anunció el jueves el refuerzo de los controles de los vehículos de transporte con chófer y abrió la puerta a ayudas financieras para los taxis en serias dificultades, que podrían abarcar un escalonamiento fiscal o cotizaciones sociales.

Estos anuncios "corresponden a las reivindicaciones de la profesión", reaccionó el sindicato FO-Taxis, cuyo representante, Nordine Dahmane, estimó que el movimiento se levantaría.

"Veremos qué pasa", advirtió Kader Remana, del sindicato CFDT-Taxis, para quien "ya hubo promesas y todo sigue igual".

Los taxis denuncian lo que consideran una competencia desleal del sector VTC, en particular de Uber. En pocos años, el gigante estadounidense ha alterado este sector reglamentado con su aplicación para teléfonos móviles, líder en el mercado, provocando la ira de los taxistas.

La justicia francesa confirmó el miércoles que Uber "incitaba" a los conductores a circular en busca de clientes, lo que les está prohibido y es una prerrogativa exclusiva de los taxis.

Pese a estos avances, la prefectura de policía de París recomendó a los automovilistas, el jueves por la noche, evitar algunos sectores este viernes, a causa de la incertidumbre sobre la prolongación del movimiento.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP