Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La angoleña Isabel dos Santos el 5 de marzo de 2015

(afp_tickers)

En Angola la llaman "la princesa", pero Isabel dos Santos es una empresaria aguerrida, y la mujer más rica de África. Su padre, el presidente angoleño, la nombró al frente de la compañía nacional petrolera, quizá un primer paso hacia una carrera política.

José Eduardo dos Santos, que dirige el país con mano de hierro desde 1979, anunció en marzo su intención de retirarse en 2017 y algunas voces apuntan a que tiene la intención de impulsar a su hija en el cargo.

El reciente nombramiento de su hija a la cabeza de Sonangol, una empresa estratégica, (Angola es el segundo productor africano de petróleo) alimenta las especulaciones sobre las intenciones del jefe del Estado, de 73 años.

Y eso cuando faltan dos meses para un congreso del MPLA, el partido en el poder.

"Por primera vez, el presidente ha hecho un movimiento que revela sus planes" para su sucesión, declaró a la AFP Paula Roque, investigadora de la universidad de Oxford y experta en Angola. "Es un indicio claro de que el presidente quiere poner en marcha un plan para transmitir el poder y concentrarlo en manos de su familia".

"Una opción sería convertirla en una vicepresidenta dotada de todos los poderes (...) hasta que lo sustituya", abunda el escritor Rafael Marques, muy crítico con el poder.

Uno de los principales rivales de Isabel dos Santos, según los politólogos angoleños, es su propio hermano, José Filomeno. Fue nombrado hace tres años a la cabeza del fondo soberano angoleño, que gestiona 5.000 millones de dólares, y se le considera un posible sucesor de José Eduardo dos Santos.

El sábado un colectivo de abogados denunció nepotismo y anunció su intención de recurrir ante la justicia el nombramiento de la hija del presidente en Sonangol.

La demanda tendría pocas posibilidades de prosperar: Isabel dos Santos ya encabeza un imperio financiero que la convierte, según la revista estadounidense Forbes, en la mujer más rica de África.

- 'Muy independiente' -

Su patrimonio está estimado en 3.300 millones de dólares, buena parte de ellos invertidos en Portugal, la antigua potencia colonial de Angola, afirma Forbes.

Nació en 1973 en Bakú, en el Azerbaiyán soviético, donde su padre estudiaba ingeniería. Creció en Londres, ciudad en la que cursó estudios de ingeniería mecánica y eléctrica.

Regresó a Angola en 1992, cuando su padre firmó un acuerdo de paz con el jefe rebelde Jonas Savimbi. Tres años después abrió un restaurante, el Miami Beach. Tenía 24 años.

En 1999, obtuvo una licitación para hacerse con el principal operador de telefonía móvil en su país, Unitel.

Actualmente controla el 19% del cuarto banco de Portugal, BPI, y posee acciones en varias compañías portuguesas, incluido el 10% de Zon Multimedia. El año pasado compró el 65% del grupo energético portugués Efacec, una transacción criticada por los eurodiputados, que pidieron la apertura de una investigación sobre sus fuentes de financiación.

En abril de 2016 concedió una entrevista al Wall Street Journal en la que declaró: "No me financio con dinero público ni con fondos públicos. No lo hago. Soy completamente independiente. Siempre he querido valerme por mí misma".

Está casada con el empresario congoleño y coleccionista de arte Sindika Dokolo y tiene tres hijos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP