Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, habla durante una entrevista en el Ministerio de Economía de París, el 15 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

El proyecto de resolución que se someterá el jueves al Consejo de Seguridad de la ONU apunta "explícitamente" a la organización Estado Islámico (EI) y a su financiación mediante el petróleo, declaró este miércoles a la AFP el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin.

Sapin cuenta con la "presión internacional" para instar a los Estados a hacer frente a ese problema, so pena de sanciones. El Consejo de Seguridad enviará con esta resolución "un mensaje político muy firme, muy fuerte: la lucha contra la financiación del terrorismo es una de las prioridades de todos los miembros de las Naciones Unidas y cada Estado tendrá que aplicar las medidas necesarias", dijo el ministro en una entrevista otorgada en su despacho ministerial.

"A petición de Francia y en estrecha relación" con ella, tras los atentados del 13 de noviembre, Estados Unidos, que ocupa este mes de diciembre la presidencia del Consejo de Seguridad, organizó esta reunión, en la que participarán "por vez primera" los ministros de Finanzas de los 15 países miembros de la instancia, agregó.

El texto, que se basa en una resolución anterior relativa a Al Qaida, "será extendido explícitamente" al EI y permitirá "el bloqueo de los haberes que provengan de una manera o de otra del tráfico de petróleo", indicó Sapin. Pedirá asimismo "una vigilancia particular" sobre "el tráfico de obras de arte", añadió.

El ministro se declaró convencido de que los 15 miembros del Consejo de Seguridad aprobarán el texto por unanimidad. "No veo qué país podría oponerse" a que "seamos eficaces en la lucha contra la financiación del terrorismo", dijo. Según él, los cinco miembros permanentes (China, EEUU, Francia, Gran Bretaña y Rusia), que tienen derecho de veto, tienen al respecto una posición muy "firme".

- Presión internacional -

"La cuestión será si todos los países hacen lo necesario para luchar contra la financiación del terrorismo", afirmó, señalando que la resolución será un "soporte jurídico" para que cada país tome medidas. La comunidad internacional verificará después si cada Estado aplica las mismas medidas.

Esa misión de vigilancia recae en el Grupo de Acción Financiera (GAFI). "Cada país será sometido a un examen para verificar si ha tomado efectivamente todas las medidas necesarios", recordó Sapin. "La presión internacional, la fuerza del mensaje político dirigido al mundo será determinante", estimó el ministro, recalcando que "ningún país podrá ser indulgente con la financiación del terrorismo" porque los que lo hagan "estarán en una lista y serán señalados. "A partir de ahí, podrán tomarse sanciones" contra ellos.

Con ocasión de su viaje a Nueva York, Sapin se reunirá también con el secretario estadounidense de Finanzas, Jacob Lew, con quien abordará el intercambio de informaciones sobre la financiación del terrorismo. "Necesitamos mejorar, acelerar y profundizar esos intercambios de información, particularmente a partir de un sistema que los estadounidenses tienen la capacidad de analizar, el llamado SWIFT, que resume en todo el planeta los movimientos de fondos, los movimientos bancarios que pueden beneficiar a tal o cual persona", dijo Sapin.

El sistema bancario internacional SWIFT representa el 80% del total de los movimientos de fondos mundiales.

AFP