Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Brasil, Michel Temer, saluda antes de una sesión plenaria del Senado, en Brasilia, el 31 de agosto de 2016

(afp_tickers)

La OCDE aseguró este miércoles que hay razones para ser menos pesimista sobre la economía de Brasil, gracias a un nuevo gobierno y a las reformas en curso, y auguró una caída del PIB del 3,3% en 2016 y de -0,3% en 2017, mejorando sus anteriores previsiones.

"Si uno toma la suma [de datos], tenemos razones para ser menos pesimistas con Brasil de lo que fuimos en junio", dijo a la AFP Jens Arnold, responsable de la célula Brasil dentro de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París.

Los nuevos datos mejoran las anteriores previsiones de junio, que para 2016 auguraban una caída del PIB del -4,3% y para 2017 del -1,7%.

En concreto, los economistas de la OCDE explican la mejora de sus previsiones por el crecimiento de la inversión, reflejado en los datos del PIB del segundo trimestre del año. "Es una cosa muy importante porque Brasil invierte muy poco", afirma Arnold, apuntando también al crecimiento del sector industrial como clave para la mejora de las perspectivas.

Brasil, la mayor economía de América Latina inmersa en una recesión histórica, cerró 2015 con una caída del PIB del -3,8% y vivió en los últimos meses una crisis política, culminada con la destitución por 'impeachment' de la presidenta Dilma Rousseff.

Su sucesor, Michel Temer, nombrado el 31 de agosto, quiere impulsar un plan de profundas reformas para sacar al país de la recesión.

La semana pasada el nuevo gobierno ya anunció el llamado plan "Crecer", con una lista de 25 proyectos de concesiones y privatizaciones en los sectores de las infraestructuras, los transportes y la minería.

- Reformas y estabilidad -

Esta nueva estabilidad política es clave para la economía, según Jens Arnold, que subraya que "ahora tenemos un gobierno que ya no es interino sino un gobierno de verdad", con más capacidad para poner en marcha reformas impopulares, sobre todo teniendo en cuenta que Temer asegura que no se presentará a las presidenciales de 2018.

De cara al futuro, la institución financiera con sede en París apunta a varias reformas clave para la economía brasileña sobre las que existe "consenso" entre los economistas.

La primera un ajuste fiscal que evite el aumento constante del gasto público, en parte por las subidas automáticas. La OCDE cita el ejemplo del aumento automático de las pensiones mínimas porque están indexadas con el salario mínimo, que en la última década se ha duplicado en términos reales, según datos de la institución.

También subraya que la ley sobre el límite de gasto, todavía sin aprobar, es "un paso en la dirección correcta" pero necesitará normas adicionales para ser realmente eficaz.

Otra pista es la reforma del sistema impositivo, demasiado complejo, según la OCDE, que también pide la mejora del sistema de prestaciones sociales. "En este momento gran parte de las prestaciones sociales en Brasil no llegan a los más pobres", indica Arnold, que pide "repensar" el sistema.

Por último, en la línea de lo que expresó el propio Temer a principios de septiembre en la cumbre del G20 en China, la economía tendrá que abrirse más al exterior y atraer inversiones privadas porque Brasil, según la OCDE, "sigue siendo una economía relativamente cerrada".

Sin embargo no será fácil implementar estas reformas, en un país todavía marcado por la destitución de Rousseff, calificada por sus partidarios de "golpe de Estado", y por la oposición a Temer, con manifestaciones multitudinarias en su contra en las últimas semanas.

La OCDE también publicó este miércoles previsiones sobre el PIB mundial, que crecerá un 2,9% en 2016, una décima menos que en las previsiones de junio, consecuencia de una economía que sigue estando "atrapada" en el crecimiento débil, según la economista jefe de la organización, Catherine L. Mann.

Para 2017 el escenario es similar, con un crecimiento del PIB mundial del 3,2%, también una décima menos que en las previsiones de junio.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP