Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Uno de los monumentos más conocidos de Lisboa, la Torre de Belem, sobre el río Tajo, en la capital portuguesa el 8 de octubre de 2016

(afp_tickers)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) instó este lunes a Portugal a continuar con las reformas para reducir su deuda pública sin poner en peligro la recuperación de su economía.

En un informe sobre la economía portuguesa, la OCDE recomienda al Gobierno portugués "mantener el impulso de las reformas estructurales" y continuar los esfuerzos con miras a un "saneamiento presupuestario gradual para garantizar que la deuda pública se reduzca sin poner en riesgo la recuperación" económica.

"La deuda pública es alta y representa un riesgo en un contexto de crecimiento débil", recuerda con preocupación la organización, que cuenta con 35 Estados miembros.

Entre los sectores que Portugal debe reformar, la OCDE cita en particular el sistema judicial, la administración pública y el mercado laboral.

"Continuar el reequilibrio de la economía requerirá más inversión", agrega la OCDE, que también advierte del nivel elevado de créditos dudosos que "debilita el sector bancario y limita la inversión".

Duramente golpeado por la crisis de la deuda en la eurozona, Portugal tuvo que aceptar entre 2011 y 2014 un plan de rescate internacional condicionado a una severa cura de rigor presupuestario.

Después de tres años de recesión económica, el país volvió a crecer en 2014 pero la recuperación aún es frágil. Según las previsiones del gobierno socialista, el Producto Interior Bruto (PIB) tenía que crecer un 1,2% en 2016 y un 1,5% este año.

El déficit presupuestario debería volver a 2,3% del PIB a finales de 2016 pero la deuda pública ronda todavía el 130% del PIB.

AFP