Los Territorios Palestinos están compuestos por dos zonas separadas geográficamente por Israel: Cisjordania, donde se encuentra Jerusalén Este, y la Franja de Gaza. Ambos deberían formar un Estado palestino que coexistiera con Israel.

Pero la llamada "solución de dos Estados" parece más lejana que nunca.

- Ocupación -

Palestina, gobernada durante cuatro siglos por el Imperio Otomano, pasó en 1922 bajo mandato de Gran Bretaña, que se comprometió a crear en ese territorio un "hogar nacional judío". Pero Londres tropezó con la Gran Revuelta Árabe de Palestina entre 1936 y 1939 y, a partir de 1945, con la lucha armada de grupos sionistas clandestinos.

En 1947, la ONU aprobó dividir Palestina entre dos Estados independientes, uno árabe y otro judío, y una zona internacional alrededor de Jerusalén.

Pero tras la proclamación del Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948, los países árabes entraron en guerra contra el recién nacido Estado. Al término del conflicto, Israel ocupaba un 78% de lo que había sido la Palestina bajo mandato británico y 760.000 personas --más de la mitad de la población palestina-- partieron al exilio.

Durante el conflicto árabe-israelí de 1967, Israel ocupó los Altos del Golán sirios, el Sinaí egipcio, Cisjordania, Jerusalén Este --que más tarde se anexionó-- y la Franja de Gaza.

- Cisjordania -

Con una superficie de 5.655 km2, Cisjordania, situada entre Israel y Jordania, está ocupada por el ejército israelí desde hace más de 50 años.

Tras los Acuerdos de Oslo de 1993, que establecían la autonomía palestina, el jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yaser Arafat, regresó a los territorios ocupados y estableció la Autoridad Palestina. En 2005 fue sustituido por Mahmud Abas.

Pero la Autoridad apenas ejerce poderes limitados en aproximadamente un 40% de Cisjordania, fundamentalmente en los centros urbanos. Israel, que controla todos los accesos, conserva 60% del territorio, incluyendo las colonias.

Cisjordania, dividida en sectores por el ejército israelí, está rodeada en gran medida al oeste por el muro de separación que Israel comenzó a construir en 2002 para impedir, según dice, los ataques palestinos.

Unos 450.000 colonos israelíes viven en implantaciones civiles en Cisjordania, junto a 2,6 millones de palestinos.

- Jerusalén Este -

Israel se hizo con el control de la parte oriental de Jerusalén durante la guerra de 1967, y en 1980 proclamó la ciudad su "capital eterna e indivisible". La comunidad internacional nunca reconoció esta anexión y los palestinos siguen considerando Jerusalén Este la capital del Estado al que aspiran.

A finales de 2017, el presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció a Jerusalén como capital de Israel, lo que motivó la ira de los palestinos y la reprobación de la comunidad internacional.

Precisamente en Jerusalén Este se encuentra la Ciudad Vieja, dominada por la Explanada de las Mezquitas, donde se hallan la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar sagrado del Islam. En la parte de abajo está el Muro de los Lamentos, el lugar de rezo más sagrado del Judaísmo. La iglesia del Santo Sepulcro, el santuario más importante para los cristianos, también se encuentra en la Ciudad Vieja.

Más de 200.000 israelíes viven en barrios de colonización junto al menos 300.000 palestinos en Jerusalén Este.

- La Franja de Gaza -

La Franja de Gaza limita al norte y al este con el territorio israelí, al oeste con el mar Mediterráneo y al sur, con Egipto. Se trata de un estrecho territorio de 362 km2 --41 km de largo y entre 6 y 12 km de ancho-- en el que viven dos millones de palestinos, lo que lo convierte en uno de los territorios con mayor densidad de población del mundo.

En 2005, el ejército israelí se retiró unilateralmente del enclave palestino, antes de imponer un bloqueo terrestre, aéreo y marítimo, que se reforzó en 2007, cuando el movimiento islamista Hamas expulsó a Al Fatah, de Mahmud Abas.

Desde 2013, el bloqueo está acompañado por el cierre casi permanente del punto de paso hacia Egipto.

El enclave, arrasado por tres ofensivas israelíes desde 2008, es escenario desde marzo de 2018 de recurrentes protestas a lo largo de la frontera, que suelen estar acompañadas de acciones violentas.

Al no disponer de recursos naturales, Gaza sufre una carestía crónica de agua y carburante. Un 53% de la población está desempleada y más de dos tercios dependen de la ayuda humanitaria.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes