AFP internacional

El director general de la OMC, Roberto Azevedo, comparece ante la prensa el pasado 22 de febrero en la ciudad suiza de Ginebra

(afp_tickers)

Tras un mal 2016, el comercio internacional, clave para el crecimiento, se recuperará tímidamente en 2017 a causa de la incertidumbre política, según las previsiones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) publicadas este miércoles.

"La actitud general es un optimismo prudente, pero el crecimiento del comercio sigue siendo frágil y hay riesgo de caídas considerables", dijo el director general de la OMC, Roberto Azevedo, en una rueda de prensa en Ginebra.

Según las previsiones de la organización, los intercambios crecerán un 2,4% en 2017, frente al 1,3% de 2016. Esta predicción se basa en que el crecimiento del PIB mundial sería del 2,7%.

Sin embargo, y teniendo en cuenta "factores de riesgo" como la "incertidumbre política" en Estados Unidos y Europa, la OMC reconoce que esa cifra podría variar en una horquilla amplia de entre 1,8% y 3,6%.

Para 2018, la OMC augura por el momento un crecimiento de los intercambios comerciales de entre el 2,1% y el 4%.

Para 2016 la entidad predijo inicialmente un crecimiento del 2,8%, pero en septiembre lo revisó a la baja, hasta el 1,7%. Finalmente, la cifra de 2016 fue del 1,3%, la tasa de crecimiento más baja registrada desde la crisis financiera.

Además, por primera vez desde 2001, este crecimiento del 1,3% en 2016 fue inferior al del PIB (2,3%) y la proporción entre ambos fue del 0,6%, un nivel jamás alcanzado hasta ahora.

Tradicionalmente, el comercio mundial es uno de los principales motores de crecimiento del PIB y crece más que éste. En los años 90 el comercio crecía dos veces más rápido que el PIB, pero la proporción cayó hasta el 1,5% tras la última crisis financiera.

Según la OMC, en 2017 "la proporción debería recuperarse en parte, pero sigue siendo un elemento de preocupación".

Preguntado por la política comercial de Washington, Azevedo dijo que espera a la entrada en funciones del representante estadounidense de Comercio para entablar un diálogo con la nueva administración de Donald Trump.

- Incertidumbre por el Brexit -

Roberto Azevedo también dijo que la incertidumbre sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) "no es buena". "Cuantas menos turbulencias económicas haya, mejor irá la economía", advirtió.

No quiso sin embargo pronunciarse sobre las elecciones en Francia. "Yo tengo un pasaporte brasileño, no voto en Francia", ironizó, aunque dijo que las elecciones son un factor de riesgo y de incertidumbre.

El director de la OMC reconoció además que el comercio puede crear "perturbaciones económicas en algunas comunidades", pero que no hay que "exagerar" los efectos negativos ni esconder "los beneficios en crecimiento, desarrollo y creación de empleo".

Azevedo dijo que los malos resultados de 2016 se explican en gran parte por "la marcada ralentización de los mercados emergentes", donde las importaciones se estancaron.

En paralelo, la OMC volvió a lanzar una advertencia contra los efectos de medidas proteccionistas. Si los responsables políticos intentan crear empleo imponiendo restricciones a las importaciones, "el comercio no podrá ayudar a estimular el crecimiento y podría incluso frenar la recuperación", dijo el director.

Según éste, el comercio debe ser considerado "como parte de la solución a las dificultades económicas y no como una parte del problema".

AFP

 AFP internacional