Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El coordinador humanitario de la ONU en Yemen, Jamie McGoldrick, ofrece una rueda de prensa en Saná, Yemen, el 6 de julio de 2017

(afp_tickers)

La ONU acusó este viernes a la coalición árabe liderada por Arabia Saudí de ser responsable de un ataque aéreo contra civiles esta semana en Yemen, señalando que no había objetivos militares en la región atacada.

Una veintena de civiles murieron en un campo de desplazados en la región de Mawza, cerca de Taez, la gran ciudad del suroeste de Yemen en manos de los rebeldes chiíes hutíes.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, que estima en 18 el número de muertos, indicó que los ataques alcanzaron a tres familias refugiadas en cabañas después de haber tenido que huir de sus hogares hace tres meses debido a los combates.

En un comunicado, afirmó que el ataque fue realizado por las "fuerzas de la coalición árabe", alianza dirigida por el ejército saudí para luchar contra los rebeldes chiíes y apoyar al gobierno reconocido por la comunidad internacional.

"No parece que haya ningún objetivo militar cerca de las casas destruidas", añadió el Alto Comisionado.

Según la ONU, los civiles constituyen más de la mitad de los 8.000 muertos del conflicto desde la intervención árabe.

La guerra en Yemen enfrenta las fuerzas progubernamentales a los rebeldes hutíes, apoyados por Irán y aliados de las unidades del ejército que permanecen fieles al expresidente Ali Abdalá Saleh.

La coalición árabe reconoció errores y prometió modificar las reglas de intervención para evitar víctimas civiles.

Sin embargo, acusa con frecuencia a los rebeldes de mezclarse entre los civiles, incluso de utilizarlos como escudos humanos.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP