Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Edificios destruidos tras el bombardeo de la coalición dirigida por Arabia Saudita de un sitio declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en Saná en Yemen el 12 de julio de 2015

(afp_tickers)

La coalición militar dirigida por Arabia Saudí en Yemen bombardeó al menos un objetivo civil, violando leyes humanitarias, según un informe de expertos de la ONU.

Este informe confidencial, de 105 páginas, redactado por un grupo de expertos encargado de vigilar el respeto a las sanciones impuestas a Yemen, está dirigido al Consejo de Seguridad.

También se acusa a los rebeldes chiitas hutíes de utilizar a la población como un escudo humano y señala que la rama yemení de Al Qaida perfeccionó sus técnicas de fabricación de minas artesanales.

Los expertos concluyen que hubo "violaciones del derecho internacional humanitario" cometidas por los hutíes y sus aliados, por la coalición dirigida por Riad y por el gobierno yemení.

"La mayoría de las víctimas civiles de todos estos ataques son mujeres y niños", destaca el informe.

El 25 de mayo de 2016, por ejemplo, la coalición llevó a cabo "un ataque aéreo contra una casa de civiles en la localidad de Al Mahala, en Lahj. Seis ocupantes de la casa, cuatro de ellos niños, murieron.

"No hay ninguna prueba (...( de que esta casa fuera un objetivo militar en el momento del ataque", afirman los expertos, que "continúan la investigación" sobre otros tres ataques aéreos que podrían haber causado víctimas civiles "en violación de leyes humanitarias internacionales".

La coalición, que lleva a cabo una campaña de bombardeos desde marzo de 2015 para apoyar al régimen yemení contra los rebeldes, siempre ha asegurado que no apunta directamente contra objetivos civiles.

Los expertos dicen estar "casi seguros de que en Al Muja, en la provincia de Taez, los hutíes disimularon a combatientes y sus equipos dentro o cerca de civiles y de instalaciones civiles para evitar un ataque [...] por lo que pusieron en peligro, deliberadamente, a la población".

Los hutíes financian sus operaciones militares saqueando las reservas del Banco Central de Yemen, al que desfalcan unos 100 millones de dólares al mes, según el informe.

Asimismo, calcula que el grupo Estado Islámico recibió en marzo y abril "una importante cantidad de dinero en efectivo en Yemen que utiliza para reclutar, financiar sus operaciones y comprar equipamiento".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP