Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Esta foto de la agencia norcoreana KCNA, publicada el 30 de agosto de 2017 y tomada el día anterior, muestra el misil de rango intermedio Hwasong 12 despegando desde la plataforma de lanzamiento en Pyongyang

(afp_tickers)

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó el martes de forma unánime el lanzamiento de un misil norcoreano que sobrevoló Japón y exigió en una declaración conjunta que Pyongyang ponga fin a su programa de armamento.

Los 15 países miembro pidieron la aplicación "estricta y plena" de las resoluciones de la ONU contra el hermético país asiático, entre ellas las sanciones económicas.

Pero el embajador nipón, Koro Bessho, dio a entender tras la reunión convocada de urgencia por Estados Unidos y Japón que posiblemente se aprueben nuevas sanciones.

"La próxima etapa comienza ahora. No podemos predecir lo que ocurra, pero sin duda espero que haya una fuerte resolución tras esta declaración", señaló.

El Consejo de Seguridad se mantuvo unido tras la última provocación del líder norcoreano Kim Jong-Un, incluidos China y Rusia, sus aliados.

Fuentes diplomáticas dijeron a la AFP que la velocidad con la que se reunió pone de manifiesto su determinación en responder con una sola voz.

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que "todas las opciones están sobre la mesa" tras el disparo, que elevó de nuevo la tensión en la península coreana.

Pyongyang, de su lado, confirmó haber lanzado un Hwasong-12, un misil de alcance medio que pasó por encima de la península de Oshima, la isla de Hokkaido y el cabo Erimo de Japón, y cayó en el Pacífico norte.

El gobierno norcoreano invocó "el derecho a la autodefensa" ante las "intenciones hostiles" de Estados Unidos, que actualmente realiza maniobras militares con Seúl.

- Negociar, ardua tarea -

El último paquete de sanciones fue aprobado por unanimidad el 5 de agosto, tras un mes de arduas negociaciones entre Estados Unidos y China.

Éstas tienen por objetivo castigar las exportaciones norcoreanas de carbón y hierro y el sector de la pesca, que deben privar al país de 1.000 millones de dólares al año en ingresos.

Según fuentes diplomáticas, entre las sanciones adicionales que puede adoptar la ONU están ordenar el regreso a Corea del Norte de sus ciudadanos que trabajan en el extranjero o penalizar la industria petrolera.

Pero la rapidez con la que el Consejo aprobó por unanimidad la declaración de condena contrasta con la dificultad que tiene para lograr que Corea del Norte vuelva a la mesa de negociaciones para discutir su programa de armamento.

China considera que "las presiones y las sanciones" contra Pyongyang "no pueden resolver el problema". Rusia, en la misma línea, denuncia con frecuencia que esta estrategia lleva a una "escalada" de las tensiones.

- "Línea roja" -

El Consejo de Seguridad subrayó no obstante su compromiso en encontrar una solución pacífica, diplomática y política a la crisis.

El martes a primera hora, varios millones de habitantes del norte de Japón se despertaron con un mensaje de texto del gobierno y las sirenas de alerta sonando: "Lanzamiento de misil".

La población mantuvo la calma y el tráfico ferroviario, muy importante para desplazarse por el país, fue interrumpido temporalmente.

La última vez que un proyectil norcoreano sobrevoló Japón fue en 2009.

El misil fue disparado desde Sunan, cerca de Pyongyang, a las 05H57 (20H57 GMT del lunes), recorrió 2.700 kilómetros y una altura máxima de 550 kilómetros y cayó en el Pacífico.

El Pentágono aseguró que no puso en peligro a Estados Unidos.

Tras la última ronda de sanciones, Corea del Norte amenazó con lanzar cuatro misiles cerca de la isla estadounidense de Guam.

Llevar a cabo este plan hubiese supuesto para Washington cruzar "una línea roja", según Euan Graham, experto en el Instituto Lowy de Australia.

Kim optó en cambio por una "media opción" sobrevolando Japón.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP