Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres (izda.), y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en una rueda de prensa en Jerusalén, el 28 de agosto de 2017

(afp_tickers)

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, defendió este lunes ante los dirigentes israelíes el "sueño" de ver un día un Estado palestino convivir en paz con Israel, una solución que el propio presidente estadounidense, Donald Trump, pone en duda.

Guterres, que asumió el cargo en enero, dio sus primeros pasos en el escenario de uno de los conflictos más viejos del planeta y aseguró que "sueña" con asistir un día a la creación de un Estado palestino, pese a los "obstáculos" existentes.

Pero, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, expresó que las preocupaciones israelíes están en otra parte: las actividades armadas -según él- del movimiento islamista Hezbolá en el sur de Líbano, tras el fracaso, siempre en su opinión, de la fuerza de paz de Naciones Unidas (FINUL) en denunciar el tráfico de armas en ese sector.

A ello Netanyahu añade la presencia iraní en Siria.

"Sueño con ver un día en Tierra Santa dos Estados capaces de vivir juntos, en un reconocimiento mutuo, y en paz y seguridad", declaró Guterres.

Reconoció no obstante "obstáculos". "Por ejemplo, he expresado mi oposición a las actividades de colonización" israelíes en Cisjordania ocupada y Jerusalén Este, afirmó.

Pero también Guterres expresó la necesidad de condenar el "terrorismo" y "las incitaciones al odio" en un mensaje esencialmente dirigido a los palestinos.

- "Absurda obsesión" -

Netanyahu, que se hallaba a su lado ante la prensa, aludió al conflicto de manera oblicua y denunció la "absurda obsesión" de Naciones Unidas contra Israel.

"El problema más urgente que afrontamos proviene del Hezbolá y de Siria", afirmó.

Acusó además a la FINUL de fracasar en su tarea de impedir que Hezbolá se arme frente a Israel.

Respecto a Irán, enemigo declarado de Israel y apoyo de Hezbolá, dijo que "está transformando Siria en campo de trincheras", al construir fábricas de producción de misiles y usar a Siria y Líbano "con el objetivo declarado de erradicar a Israel".

Netanyahu también denunció las "tácticas discriminatorias" empleadas contra Israel en la UNESCO o en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Guterres respondió defendiendo ante Netanyahu la "imparcialidad" de la ONU.

Previamente, el secretario general de la ONU había calificado de "forma moderna de antisemitismo" la posición de quienes llaman a la destrucción del Estado de Israel, durante una comparecencia junto al presidente israelí, Reuven Rivlin, tras haber visitado Yad Vashem, institución oficial israelí en Jerusalén en memoria del Holocausto.

- "No hay alternativa" -

"Yad Vashem está ahí para recordarnos que debemos estar en primera línea de combate contra el antisemitismo (...)", declaró Guterres.

"Pero comprendan también que yo esté a veces en desacuerdo con las posiciones del Gobierno de Israel", añadió.

En esta visita a la región, la primera como secretario general de la ONU, Guterres será recibido el martes por el primer ministro palestino, Rami Hamdalá, en la Cisjordania ocupada.

El miércoles visitará la Franja de Gaza, bajo control del movimiento islamista Hamas.

Guterres ha reiterado que "no hay alternativa" a la llamada solución de dos Estados. Pero esta solución es puesta en duda por el propio presidente estadounidense, Donald Trump, desde febrero.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP