Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El enviado de la ONU para Medio Oriente, Nickolay Mladenov, acusó al gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de utilizar una retórica provocativa para apoyar el avance de nuevas colonias

(afp_tickers)

Israel continúa construyendo colonias "a un ritmo elevado", desafiando los pedidos del Consejo de Seguridad para un fin de la expansión de los asentamientos judíos, dijo el lunes el enviado de la ONU para Medio Oriente.

En un informe al Consejo de Seguridad, el enviado Nickolay Mladenov acusó al gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de utilizar una retórica provocativa para apoyar el avance de nuevas colonias.

En los últimos meses la construcción de nuevas colonias ha tenido lugar sobre todo en Jerusalén Este, donde hay planes para unas 2.300 nuevas unidades habitacionales, un alza de 30% en relación al año pasado, dijo el enviado.

"Las actividades de asentamientos ilegales de Israel han continuado a un ritmo elevado, un padrón consistente a lo largo del año", dijo Mladenov al Consejo.

Hace nueve meses, el Consejo de Seguridad adoptó una polémica resolución que pidió el fin de las colonias. La medida fue aprobada cuando Estados Unidos declinó usar su veto, y en su lugar se abstuvo.

La votación causó la ira del gobierno entrante del entonces presidente electo Donald Trump, que reclamaba un veto estadounidense y cuyos asesores habían cabildeado ante integrantes del Consejo para que votasen contra la resolución.

La ONU considera a las colonias israelíes como ilegales bajo la ley internacional y ha llamado repetidamente a frenar su expansión en las tierras que deberían formar parte de un futuro Estado palestino.

"Funcionarios israelíes siguen usando retórica provocativa en apoyo de la expansión", dijo Mladenov.

En una ceremonia para lanzar una nueva construcción el mes pasado, Netanyahu alabó la defensa de más colonias por parte de su gobierno, y prometió "profundizar nuestras raíces, construir, fortalecer y asentarnos".

Altos políticos israelíes han hecho varios llamados para anexar Cisjordania, y un miembro del Knesset (parlamento) dijo incluso que esto "destruiría" esperanzas para un Estado palestino, según Mladenov.

El enviado de la ONU indicó asimismo que la demolición de hogares y escuelas palestinas continúa, pero a una tasa significativamente menor.

En total 344 edificios han sido destruidos, un tercio de ellos en Jerusalén Este, con un saldo de más de 500 personas desplazadas, informó.

La construcción de colonias israelíes continuó incluso cuando el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo en una visita a Israel y a los Territorios palestinos en agosto que hay que rescatar la solución de dos Estados.

Mladenov dijo que la actual expansión de colonias judías "hace que la solución de dos Estados sea cada vez más inalcanzable".

Israel proclama al conjunto de Jerusalén como su capital indivisible. Los palestinos, a su vez, quieren convertir Jerusalén Este en la capital del Estado al que aspiran.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP