Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La guerra en Yemen opone a las fuerzas progubernamentales, respaldadas por Arabia Saudita y reagrupadas en el sur, a la alianza entre los chiitas hutíes y del expresidente Ali Abdalá Saleh, que controla la capital y el norte del país

(afp_tickers)

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos reclamó este martes una investigación internacional independiente sobre el conflicto en Yemen, estimando que la comisión yemení creada para investigar violaciones de derechos humanos "no se considera imparcial".

"Pedí en varias ocasiones a la comunidad internacional que tome medidas, que instaure una investigación internacional independiente sobre las alegaciones de graves violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario internacional en Yemen", declaró en un comunicado el jordano Zeid Ra'ad al Hussein.

"Una investigación internacional contribuiría a advertir a las partes en conflicto que la comunidad internacional observa la situación y está determinada a enjuiciar a los autores de las violaciones", afirmó.

La comisión nacional instaurada para investigar las violaciones de los derechos en Yemen "no se considera imparcial", indica el Alto Comisionado en un informe, subrayando además que la Comisión no está reconocida por "el conjunto de los beligerantes" y no puede por ende "proveer informes completos e imparciales sobre la situación".

La guerra en Yemen opone a las fuerzas progubernamentales, respaldadas por Arabia Saudita y reagrupadas en el sur, a la alianza entre los chiitas hutíes y del expresidente Ali Abdalá Saleh (1990-2012), que controla la capital, Saná, y el norte del país desde septiembre de 2014.

Entre marzo de 2015, cuando la oficina del Alto Comisionado comenzó a contabilizar las víctimas civiles, y el 30 de agosto, se registraron al menos 5.144 muertos y 8.749 heridos entre los civiles. De estos, 1.184 niños muertos y 1.592 heridos.

Según el informe, la causa principal de muertes entre los niños, así como en el conjunto de la población, fueron los bombardeos aéreos de la coalición. Entre los civiles muertos, unos 3.233 presuntamente fueron víctimas de las fuerzas de la coalición, indica la ONU.

Los rebeldes hutíes y las unidades leales a Saleh son responsables de casi el 67% de los 1.702 casos de reclutamiento de menores para hacerlos participar en los combates, añade el documento.

Los observadores de Naciones Unidas a cargo de los derechos humanos constataron que niños de sólo diez años usan uniforme y están armados, con misiones en puestos de control.

"La reticencia de la comunidad internacional a pedir justicia para las víctimas del conflicto en Yemen es una vergüenza", insistió Zeid.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP