Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El titular del Programa Mundial de Alimentación (PMA), David Beasley, en rueda de prensa sobre la situación en Sudán del Sur, el 15 de mayo de 2017, en Ginebra

(afp_tickers)

La ONU anunció este lunes que se necesitarán 1.400 millones de dólares este año para ayudar a los 1,8 millones de refugiados que huyeron de la guerra y la hambruna en Sudán del Sur.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) pidieron a Ginebra que extienda en 200 millones de dólares el plan inicial de 1.200 millones para hacer frente a esta crisis.

"Los cruentos combates y el deterioro de las condiciones humanitarias en Sudán del Sur obligan a la gente a huir de sus hogares" alcanzando cifras "récord", advirtió el alto comisionado, Filippo Grandi, en un comunicado.

Sudán del Sur, independizado en 2011, cayó dos años después en una guerra civil que ha dejado decenas de miles de muertos.

Alrededor de 1,8 millones de sursudaneses, de los cuales un millón son niños, se refugiaron en los países vecinos: Uganda, Sudán, Etiopía, Kenia, República Democrática del Congo (RDC) y República Centroafricana.

Además, los desplazados dentro del país ascienden a casi 2 millones, pero el plan de ayuda lanzado el lunes no les concierne.

El gobierno sursudanés declaró la hambruna en algunas regiones del país y advirtió que un millón de personas podría morir de hambre.

"El sufrimiento de los sursudaneses es inimaginable", comentó el jefe del PMA, David Beasley, en una declarción, agregando que muchos de ellos están "al borde del abismo".

"Los trabajadores humanitarios no pueden a menudo llegar hasta los más vulnerables. Muchos mueren de hambre y de enfermedad y muchos otros huyeron de su patria para refugiarse en el extranjero", señaló.

La ONU indicó que "la cantidad de personas que huyeron hacia Sudán en marzo superó la cifra esperada para todo el año", estimando que 375.000 refugiados sursudaneses huyeron a Sudán.

Etiopía recibió una cantidad similar, mientras que Uganda acogió a unos 900.000.

Kenia recibió 97.000, RDC 76.000 y 2.200 la República Centroafricana.

Por el momento, las agencias de ayuda de la ONU sólo recolectaron 14% del primer llamado de 1.200 millones de dólares para 2017.

Sudán del Sur accedió a la independencia en 2011, pero dos años después estalló una guerra civil cuando el presidente Salva Kiir acusó a su vicepresidente Riek Machar de planear un golpe de Estado.

La guerra se extendió rápidamente por todo el país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP