Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados indios de la MONUSCO, la fuerza de paz de la ONU, circulan en un camión el 8 de noviembre de 2016 por Goma, en la República Democrática del Congo

(afp_tickers)

El Consejo de Seguridad votó por unanimidad este viernes renovar el mandato de la misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (RDC), pero reduciendo su número de efectivos.

El Consejo aprobó que la MONUSCO, la más importante y costosa de sus misiones de mantenimiento de la paz, se prolongue un año más y pidió que se revise su estrategia antes de septiembre.

Asimismo, los 15 miembros advirtieron al presidente Joseph Kabila que su gobierno debe garantizar el cumplimiento de un acuerdo de reparto del poder con la oposición y permitir que se celebren unas elecciones presidenciales y legislativas clave.

"Seguimos viendo una tensión e inseguridad crecientes en República Democrática del Congo", dijo el embajador británico, Matthew Rycroft, quien presidía el Consejo este mes.

"Y seguimos viendo una relación clara entre la escalada de los conflictos locales y la política nacional", dijo a sus compañeros tras el voto.

- Revisión de estrategia -

La resolución adoptada este viernes reduce además la cantidad de efectivos militares permitidos en la misión de 19.815 a 16.215.

No obstante, la fuerza real ya es inferior de lo establecido por lo que, en la práctica, el recorte de cascos azules será de menos de 500.

Estados Unidos, que el sábado asume la presidencia de turno del Consejo de Seguridad de la mano de su embajadora Nikki Haley, pidió una revisión de la estrategia de todas las misiones de paz de la ONU.

Washington, que actualmente financia más de 28% del presupuesto de las misiones de paz, también quiere recortar costos y mejorar la eficiencia de las misiones.

Haley insistió en el deseo de reducir el presupuesto destinado a los cascos azules y de llevar a cabo una profunda revisión de todas sus misiones.

Algunas de ellas, como las de Haití, Liberia y Costa de Marfil, pueden ser cerradas, mientras que la de RDC es analizada al milímetro.

- ¿Embargo de armas? -

Haley dijo que la actitud del gobierno de Kabila, al que considera "corrupto", imposibilitó el trabajo de la MONUSCO y prometió que el mandatario rendirá cuentas.

"No podemos trabajar contra la voluntad del gobierno. Necesitamos que rinda cuentas", había dicho a la prensa en la víspera.

"Y ya sea con un embargo de armas o con sanciones, tenemos que hacer algo para hacerle saber que esto no está bien".

En diciembre de 2016, Kabila firmó un acuerdo para compartir el poder con la oposición, mientras se preparan elecciones nacionales para este año.

El acuerdo nunca llegó a aplicarse plenamente, a pesar de la presión internacional, y un variado grupo de la oposición convocó a una huelga general a partir del lunes en protesta.

Kabila llegó al poder en 2001 en remplazo de su padre, quien fue asesinado, en plena guerra en el país. Su negativa a dejar el poder al final de su mandato constitucional, el año pasado, motivó unas protestas en las que murieron al menos 17 personas.

Un acuerdo logrado por los influyentes obispos católicos del país le permitió permanecer en el país en equipo con un cuerpo de transición y un nuevo primer ministro.

Pero las conversaciones para aplicar el acuerdo parecen haberse roto y la violencia aumentado.

La semana pasada, 39 policías murieron en un emboscada de rebeldes en la región central de Kasai.

Por otra parte, dos expertos de la ONU -un estadounidense y una sueca- murieron en la misma región.

AFP