AFP internacional

Dos niños sirios reciben tratamiento en la localidad de Jan Sheijun, el 4 de abril de 2017, tras el presunto ataque químico en este bastión rebelde en la provincia de Idlib (noroeste)

(afp_tickers)

Un equipo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) se prepara para viajar a Jan Sheijun y realizar análisis más detallados sobre un presunto ataque con armas químicas que tuvo lugar en abril en esta localidad en el noroeste de Siria, señaló este martes una alta funcionaria de la ONU.

A petición de la OPAQ, la ONU aceptó otorgar ayuda logística y en materia de seguridad a la misión, precisó la alta representante de la ONU para el Desarme, Izumi Nakamitsu, ante el Consejo de Seguridad.

En una carta fechada el 4 de mayo, explicó Nakamitsu, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, "da cuenta de su acuerdo para suministrar dicho apoyo e indica que los preparativos ya estaban en curso" en la ONU. Nakamitsu no precisó en qué fecha estaría la misión en el terreno.

El presunto ataque químico del 4 de abril en Jan Sheijun, en la provincia siria de Idlib, controlada por rebeldes, dejó 88 muertos, entre ellos 31 niños.

El ataque provocó la indignación de numerosas capitales del mundo, que cuestionan al régimen de Bashar al Asad. Damasco y Moscú niegan las acusaciones occidentales.

Muestras recogidas en Jan Sheijun tanto de víctimas mortales como de heridos, pájaros y vestimenta revelaron restos de gas sarín o una sustancia similar, según un informe de la OPAQ presentado al Consejo de Seguridad.

Su director, Ahmet Uzumcu, anunció recientemente que los análisis demostrarían de manera "irrefutable" que se había usado este gas u otro parecido.

AFP

 AFP internacional