Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía usa gases lacrimógenos para dispersar a los partidarios de los candidatos presidenciales Jude Celestin y Moise Jean Charles que protestan contra los resultados electorales provisionales el 6 de noviembre de 2015 en Puerto Príncipe

(afp_tickers)

Jude Celestin, segundo en la primera vuelta de la elección presidencial en Haití, según los resultados anunciados el jueves por el Consejo Nacional Electoral provisional, aseguró el viernes que "no dejará que se apruebe el proyecto dictatorial" del actual gobierno.

El candidato del partido Lapeh, al que se le atribuyen el 25% de los sufragios, considera que los resultados son una "farsa ridícula". "Los resultados del pueblo no han sido aún anunciados", dijo en una rueda de prensa.

Celestin, de 53 años, acusó directamente a las autoridades de deriva autoritaria. "Implementaron una fuerza de represión para aplastar al pueblo, para matar a la gente, pero no podrán matar a todo el pueblo", declaró bajo los aplausos de sus partidarios.

Un día después del anuncio de los resultados de la elección del 25 de octubre, las protestas de la oposición se multiplicaron, con manifestaciones e incluso barricadas con llantas incendiadas en varias calles de la capital.

Jovenel Moise, elegido por el presidente, Michel Martelly, para representar a su partido, encabezó el escrutinio con el 32% de los votos. Se trata de un empresario agrícola de 47 años y cuya campaña electoral se denominó 'Banana man', porque se dedica al cultivo de esa fruta.

A unos pasos de una barricada improvisada, Métélus Lafontant expresaba su descontento con el gobierno. "Ellos no respetan a la juventud, ellos piensan en hacer lo que quieren con nosotros", dijo el estudiante de ingeniería civil. "Si ellos no modifican sus resultados, hará falta matar a todos los haitianos, porque eso no es lo que hemos votado. Si no cambian, tomaremos las calles y el país jamás tendrá estabilidad", expresó Métélus.

El partido opositor Pitit Dessalines (Los hijos de Dessalines, en creole), cuyo candidato, Moise Jean-Charles, quedó en tercera posición, también llamó a manifestarse en las calles. Uno de sus militantes fue asesinado minutos después del anuncio de los resultados.

Mientras tanto, la Organización de Estados Americanos (OEA) indicó en un comunicado que desplegará, como en octubre, "una misión de observación para la segunda vuelta presidencial", prevista para el 27 de diciembre. La OEA, además, "instó a los partidos políticos y a los ciudadanos a hacer uso de las vías legales disponibles para hacer valer cualquier inquietud".

En Puerto Príncipe y en Cabo Haitiano, varios manifestantes pudieron haber sido detenidos en la mañana del viernes, aunque el portavoz de la policía nacional, Frantz Lerebours, no confirmó la información.

Desplazado de la segunda vuelta de la elección presidencial de 2010, Jude Celestin repite que "2010 no es 2015". El partido Lapeh impugnará los resultados electorales ante los tribunales, como permite la ley electoral, y puede estar en conversaciones con otros candidatos a la presidencia, sin que se sepan detalles de estas negociaciones.

AFP