Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El portavoz del Alto Comité de Negociaciones, principal negociador de la oposición siria en las conversaciones en Suiza, Salem al Meslet, el 30 de enero de 2016 en Ginebra

(afp_tickers)

La principal coalición opositora siria llegó este sábado a Ginebra para participar en el diálogo auspiciado por la ONU, comenzado la víspera, pero amenazó de inmediato con partir si el régimen de Bashar al Asad sigue cometiendo "crímenes" contra la población, y particularmente matanzas de niños.

"Ayúdennos a salvar a los últimos niños de Siria", declaró uno de los miembros de la comitiva al poco de llegar a esta ciudad suiza para participar en las conversaciones indirectas bajo la égida de la ONU.

"Si el régimen persiste en sus crímenes, la presencia de la delegación del Alto Comité de Negociaciones (ACN) no se justificará", afirmó Riad Hijab, coordinador de esta coalición, la principal de la oposición, en una declaración en árabe publicada en internet.

"La delegación comunicará a (el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan) De Mistura su intención de retirarse de las negociaciones si la ONU y las potencias mundiales no ponen fin a estos crímenes", agregó Hijab, quien no se encuentra presente en Ginebra.

Los representantes del ACN arribaron a Ginebra este sábado, un día después que la delegación del Gobierno de Al Asad, que ya mantuvo conversaciones preliminares con De Mistura.

El ACN, que se entrevistará con De Mistura el domingo, por ahora se niega a negociar, incluso de manera indirecta, con los representantes del régimen. El mismo, integrado por políticos y representantes de grupos armados, aceptó en el último momento estar presente en estas negociaciones, aunque advirtió que solo está dispuesto a conversar con los mediadores de Naciones Unidas.

- 'Avances' en lo humanitario -

Los opositores quieren ver avances en la obtención de ayuda humanitaria antes de participar en negociaciones formales.

Los kurdos, que controlan amplias zonas del norte del país, abandonaron en cambio Ginebra tras esperar en vano una invitación de Naciones Unidas para formar parte de esta inauguración de las conversaciones.

Este diálogo de Ginebra tiene como objetivo mejorar la situación humanitaria, fijar las condiciones de un alto el fuego y abrir un proceso de transición política para salir de la guerra que ha causado más de 260.000 muertos en casi cinco años.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry, convinieron en "evaluar los progresos" del proceso de Ginebra el próximo 11 de febrero, aseguró en la jornada el Ministerio de Exteriores ruso.

La invitación para estas discusiones, que precederán a la conferencia de Múnich (Alemania) sobre la seguridad, el 12 de febrero, es válida para "todos los otros miembros del Grupo internacional de apoyo a Siria", explicó un portavoz ruso.

- Siguen ataques, polémica turco-rusa -

Mientras en Ginebra persistía la incertidumbre, en el terreno al menos diez civiles murieron este sábado en ataques aéreos, probablemente rusos, contra una aldea bajo control del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la provincia siria de Deir Ezor (este), según indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Por lo menos diez civiles, entre ellos tres niños, resultaron muertos en ataques aéreos probablemente rusos contra la aldea de Al Hisan", precisó el OSDH, una ONG con sede en Inglaterra que dispone de muchas fuentes por toda Siria.

Según la misma fuente, este balance podría aumentar a causa del gran "número de víctimas gravemente heridas".

La provincia de Deir Ezor, rica en petróleo, se encuentra bajo control del EI, con excepción de poco menos de la mitad de la capital homónima y su aeropuerto, en manos del régimen.

Por otra parte, Turquía afirmó este sábado que un avión ruso Su-34 volvió a violar su espacio aéreo la víspera, dos meses después de haber derribado a un caza ruso, y alertó a Moscú sobre el riesgo de "comportamientos irresponsables". Ankara convocó al embajador ruso, y la OTAN también lanzó una advertencia.

En reacción, el Ministerio de Defensa ruso calificó este sábado de "propaganda sin fundamento" las acusaciones de Ankara sobre la violación de su espacio aéreo.

"No hubo ninguna violación del espacio aéreo turco por aviones de la Fuerza aérea rusa presentes en Siria", declaró a las agencias de prensa rusas el portavoz del Ministerio de Defensa de Moscú, Igor Konachenkov, haciendo referencia a la aviación rusa presente en Siria desde el pasado 30 de septiembre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP