Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El embajador de la coalición opositora siria en Europa, Monzer Makhous, asiste a una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo, en París, el 17 de noviembre de 2012.

(afp_tickers)

La oposición al régimen de Bashar al Asad anunció el viernes por la noche que boicoteará el congreso sobre Siria organizado por Rusia en Sochi, tras una infructuosa novena ronda de conversaciones con el régimen, supervisada por la ONU en Viena.

"El CNS anuncia su boicot a la conferencia de Sochi a la que Rusia nos invita los 29 y 30 de enero", indicó en su cuenta de Twitter en árabe el Comité para las Negociaciones Sirias (CNS), que reúne a los principales grupos de oposición al régimen de Asad.

El CNS dará el sábado por la mañana una rueda de prensa en Viena para explicar su decisión, tras dos días de negociaciones con la ONU en la capital austriaca que, como las ocho sesiones anteriores celebradas desde 2015, no permitieron ningún avance significativo.

"Comparto la inmensa frustración de millones de sirios, en el interior y el exterior del país, ante la falta de una solución política hasta la fecha", reconoció, visiblemente abatido, el emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, que supervisa el proceso.

Una vez más, no hubo ningún encuentro directo entre la oposición y los representantes del régimen, y los delegados hablaron por separado con Mistura.

Para participar en el encuentro en Sochi, el CNS exigía primero que Damasco hiciera concesiones durante las conversaciones en Viena. La ONU había decidido centrar esas negociaciones en el apartado constitucional, un asunto menos sensible que la cuestión de las elecciones, que obligaría a abordar el futuro del presidente Asad.

Pero el negociador del régimen, Bashar al Jaafari, acusó el viernes a Washington y a sus aliados franceses, británicos, sauditas y jordanos de "matar" el proceso político en un proyecto de hoja de ruta que prevé, entre otras cosas, una reducción de los poderes del presidente sirio.

"Es humor negro" que países que "participaron en el baño de sangre del pueblo sirio" pretendan "hablar de una solución política y del futuro de Siria", declaró a la prensa.

Mistura recordó no obstante el compromiso de la ONU con la aplicación "completa" de su resolución 2254, que prevé la adopción de una nueva Constitución y la organización de elecciones libres.

- Participación de la ONU en entredicho -

En paralelo a las negociaciones auspiciadas por la ONU, Rusia promueve un proceso de paz para Siria con el apoyo de Irán, aliado de Damasco como Moscú, y Turquía, que respalda a los rebeldes sirios.

En ese contexto, Rusia invitó a unas 1.600 personas a "un congreso de paz" en la ciudad de Sochi, en el mar Negro, para sellar un acuerdo sobre una Constitución para la Siria de la posguerra.

Al Jaafari dejó claro que prefiere ese marco para debatir el futuro de su país.

Por su parte, los Estados occidentales observan la iniciativa rusa con desconfianza, ya que temen que Moscú trate de torpedear las negociaciones promovidas por la ONU para lograr un acuerdo favorable para su aliado, el presidente Asad.

El anuncio del boicot del CNS y la posible ausencia de las potencias occidentales y de la ONU le restan legitimidad al encuentro de Sochi.

"Voy a informar plenamente al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, sobre los resultados de la reunión de Viena. Él decidirá la respuesta a darle a la invitación para participar en Sochi", dijo Mistura.

"Si la ONU y la verdadera oposición (...) no acuden al lugar, Sochi será un fracaso", opinó una fuente diplomática occidental.

Entretanto, sendas ofensivas llevadas a cabo por Turquía y por Damasco continúan ensangrentando un país donde la guerra provocó más de 340.000 muertos desde 2011.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP