Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La oposición siria responsabiliza al gobierno de la muerte de uno de sus miembros

Soldados en los alrededores de la localidad siria de Al-Khuwayn, en la provincia de Idlib, el 13 de enero de 2018

(afp_tickers)

El principal grupo de la oposición siria responsabilizó el sábado al gobierno del presidente Bashar Al Asad de la misteriosa muerte de uno de sus miembros en un accidente automovilístico en la capital, Damasco.

Mounir Darwich, escritor de 80 años, fue el fundador de un grupo de oposición con sede en El Cairo considerado como "tolerado" por el gobierno Al Asad.

Darwich vivía en Damasco y se había sumado en noviembre al Comité de las Negociaciones Sirias (CNS), que reemplazó al Alto Comité de las Negociaciones.

En un comunicado publicado el sábado, el CNS declaró que Darwich fue "embestido por un vehículo que se dio a la fuga delante de su domicilio en Damasco" y luego fue víctima de una "eliminación premeditada" en el hospital donde fue trasladado.

"Hacemos responsable de la muerte de Mounir Darwich al régimen tiránico de Assad", dijo el comunicado tras calificar el incidente como un "asesinato".

El emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se dijo "conmovido y entristecido" en un comunicado publicado en Ginebra en el que pidió que se "identifique y lleve a la justicia a quienes estén implicados".

Darwich había participado en el Grupo de El Cairo en junio de 2017 y demostrado "un elevado nivel de evaluación y pragmatismo", agregó Mistura.

Firas al Jalidi, que dirige la plataforma de la oposición siria de El Cairo, declaró a la AFP que por el momento era confusa la causa exacta de la muerte.

Después del accidente, Darwich fue sometido a una operación de tobillo en el hospital Mawasat de Damasco y estaba en "excelente forma" mientras esperaba su alta médica el sábado, según explicó Jalidi.

"Hacia la medianoche el viernes llamaron para decir que había muerto. Yo me enteré por su hijo", agregó.

Jalidi indicó que Darwich no había abandonado Siria desde noviembre por temor a su seguridad, aún cuando sus hijos y su esposa estaban viviendo en el extranjero.

"Él dejó entender claramente que había amenazas", dijo Jalidi, sin acusar directamente al gobierno.

La compleja guerra en Siria, en la que intervienen múltiples actores, ha dejado más de 340.000 muertos desde marzo de 2011.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes