AFP internacional

Manifestación contra el gobierno de Nicolás Maduro en Caracas el 10 de abril de 2017

(afp_tickers)

Venezuela vivió este lunes una violenta jornada de protestas de la oposición -la quinta en lo que va de abril-, una ofensiva contra el presidente Nicolás Maduro que la denunció como un intento de "golpe de Estado".

Decenas de manifestantes continuaban enfrentándose a la policía en sectores como el acomodado Altamira, y bloqueaban con barricadas la principal autopista de la ciudad a la altura de Santa Fe, reportaron periodistas de la AFP.

En el municipio capitalino de Chacao -donde está Altamira-, el ambiente era tenso: desde la tarde casi todo el comercio cerró y las calles, contaminadas por los gases lacrimógenos, lucían desoladas.

La jornada reunió temprano a miles de personas en la plaza Brión (este), desde donde marcharon hacia la autopista Francisco Fajardo, pero la policía las detuvo con gases desviándolas hacia zonas como Chacao.

Varias personas, incluido un recién nacido, fueron evacuadas de una clínica del barrio Las Mercedes, impactada por dos bombas lacrimógenas.

El ministro de Interior, Néstor Reverol, anunció que 18 personas fueron detenidas, que se suman a decenas apresadas en las anteriores protestas.

Mientras, el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, reportó 12 heridos, aunque la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dio cuenta de 200 en todo el país.

Una diputada denunció haber sido impactada con una lacrimógena en el pecho.

El defensor del pueblo, Tareck William Saab, cercano al gobierno, denunció el "lanzamiento desde el aire de objetos contundentes para dispersar manifestaciones" y dijo que pidió a las autoridades "evitar el uso excesivo de la fuerza".

La oposición aseguró que se arrojaron bombas de gas desde helicópteros y edificios gubernamentales.

Desde el inicio de las marchas, el 1 de abril, la oposición pretende llevarlas al centro, bastión del chavismo y donde están las sedes de los poderes públicos. "Es una lucha de resistencia: ver quién se cansa primero, si nosotros de luchar o ellos de reprimir", dijo a la AFP Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento, de mayoría opositora.

La oposición volverá a las calles el 19 de abril, fecha patria, para realizar lo que, según Guevara, será la "mamá de todas las marchas".

Para ese día, el chavismo convocó a una "gran movilización" hacia el centro de Caracas, donde también tiene previsto marchar este martes para conmemorar 15 años del golpe de Estado que sacó brevemente del poder a Hugo Chávez (1999-2013).

- Intento de golpe -

En La Habana, donde participó en una reunión de cancilleres de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Maduro denunció este lunes que está enfrentando un "golpe de Estado" a raíz de las protestas opositoras y denuncias internacionales sobre una ruptura constitucional.

"Lo está dando la derecha oligárquica subordinada a los intereses de Estados Unidos", dijo ante los ministros del bloque de izquierda que lo respaldó.

El mandatario también vincula a ese complot a la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, Luis Almagro, dijo este lunes que "Venezuela necesita un gobierno legítimo".

Las manifestaciones se iniciaron en rechazo a dos sentencias con las que el máximo tribunal se adjudicó temporalmente los poderes del Legislativo y retiró la inmunidad a los diputados.

Los dictámenes fueron anulados parcialmente en medio de una fuerte presión internacional, que denunció un quiebre democrático en el país -con las mayores reservas petroleras- y dio aliento a las protestas, que hasta ahora dejaron un joven fallecido.

La oposición también exige elecciones generales y liberación de opositores presos, y condena la reciente inhabilitación por 15 años del líder opositor Henrique Capriles, que Estados Unidos pidió "reconsiderar" este lunes.

- "Mentiroso" -

Antes de viajar a Cuba, Maduro aseguró esperar "ansioso" a que se convoquen las elecciones de gobernadores, una de las principales exigencias opositoras. Debieron realizarse en 2016 y fueron pospuestas para este año, sin fecha aún.

Pero Guevara lo tildó de "mentiroso" y dijo que el mandatario no quiere votaciones "porque sabe que las pierde. Vamos a seguir empujando hasta que se den: las de gobernadores, que nos las deben; las de alcaldes, que son las que tocan este año; y las presidenciales (pautadas para 2018), que son las que más necesita Venezuela".

El colapso de la economía pulverizó el apoyo a Maduro -elegido en 2013 por estrecho margen-, que lo atribuye a una "guerra económica".

"Te dan una bolsa de comida miserable, que tenemos que arrastrarnos para conseguirla", dijo a la AFP Carolina Moreno, desempleada de 39 años, aludiendo a un programa gubernamental que vende alimentos para paliar la aguda escasez.

La oposición anunciará este martes en el Parlamento sus próximas acciones de presión.

AFP

 AFP internacional