Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, el 23 de marzo de 2017, durante una reunión en la sede del Departamento de Estado, en Washington, con su homólogo saudí, Adel al Jubeir

(afp_tickers)

La OTAN adelantó al próximo viernes la primera reunión de ministros de Exteriores con el actual secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien no podía asistir a la cita prevista inicialmente a principios de abril, anunció este lunes la Alianza Atlántica.

"Reunión de los ministros de Exteriores de la OTAN se adelanta al 31 de marzo", tuiteó la portavoz de esta organización, Oana Lungescu.

La ausencia de Tillerson en la cita prevista para los días 5 y 6 de abril había causado consternación en sus aliados europeos, que ya se muestran inquietos por el compromiso de la administración estadounidense con sus aliados transatlánticos.

El Departamento de Estado anunció la semana pasada que el jefe de la diplomacia estadounidense visitaría el 31 de marzo el cuartel general de la OTAN en Bruselas, aunque no pudieron confirmar entonces si tendría lugar la reunión ministerial.

Desde entonces, los esfuerzos diplomáticos de los países de la Alianza Atlántica se centraron en acomodar para ese día la reunión e incluso el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, aplazó una visita prevista a Moscú, anunció este lunes el Gobierno británico.

"Lamentablemente, hemos tenido que aplazar la visita del ministro de Exteriores a Rusia prevista este mes a causa del cambio de fecha de la reunión de cancilleres de la OTAN", indicó un portavoz del Ministerio de Exteriores británico, quien precisó que Johnson habló con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, a quien espera visitar "lo más pronto posible".

La visita de Tillerson a la OTAN tendrá lugar casi dos meses antes de la cumbre de mandatarios, el 25 de mayo en Bruselas, la primera para el presidente estadounidense, Donald Trump.

El mes pasado, durante una visita al cuartel general de la OTAN, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo que Trump espera que sus aliados mejoren su contribución en defensa hasta llegar al nivel que se ha acordado en el seno de la Alianza Atlántica.

En 2014, ésta había fijado como objetivo que cada país miembro llegue a tener un gasto de defensa equivalente al 2% de su PIB en el curso de la próxima década. Hasta ahora, entre los 28 miembros de la OTAN solamente cumplen con este objetivo Estados Unidos, Reino Unido, Polonia, Grecia y Estonia.

AFP