Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, es fotografiado al comienzo de una reunión ministerial en la sede de la OTAN, en Bruselas, el 1 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La OTAN mantendrá un año más unos 12.000 soldados desplegados en Afganistán para evitar que el país se convierta nuevamente en un santuario para los yihadistas, informó este martes el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

"Acordamos mantener la presencia de nuestra misión 'Resolute Support' durante 2016", declaró Stoltenberg en una conferencia de prensa en Bruselas, en donde están reunidos hasta el miércoles los ministros de Relaciones Exteriores de la Alianza.

"Esto representa unos 12.000 soldados y saludo el compromiso de los aliados (...) de mantener el nivel de tropas y sus contribuciones", agregó. "Estamos en Afganistán para impedir que ese país se convierta en un refugio para los terroristas internacionales", dijo.

La OTAN puso fin en diciembre de 2014 a la misión de combate más importante de su historia, la 'Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad' en Afganistán (ISAF), y confió la seguridad a las fuerzas armadas y a la policía afgana.

La ISAF fue reemplazada por la misión 'Resolute Support', de asesoramiento y formación del ejército afgano. El contingente tiene unos 12.500 soldados, de los cuales 9.800 son estadounidenses.

Según Stoltenberg, Estado Unidos proveerá "casi 7.000 soldados" para la misión en 2016, los miembros de la OTAN y sus socios contribuirán con el resto.

A mediados de octubre, el presidente estadounidense, Barack Obama, se vio obligado a reconocer que no podría continuar retirando tropas estadounidenses de Afganistán al ritmo previsto después de que se produjeran varias ofensivas de los talibanes.

La caída de la ciudad de Kunduz (norte) mostró que las fuerzas afganas no logran controlar el territorio por sí solas, a pesar de unos 60.000 millones de dólares que Washington destinó en 14 años para equiparlas y formarlas.

AFP