Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía bangladesí hace guardia en un punto de control con flores en homenaje a las víctimas del ataque a una cafetería, en Daca, el 3 de julio de 2016

(afp_tickers)

La policía de Bangladés informó este martes de que está investigando si las fuerzas de seguridad abatieron accidentalmente a un empleado de la cocina del restaurante de Daca tomado por unos yihadistas la semana pasada.

Los familiares de Saiful Islam Chowkider, de 39 años, lanzaron la alerta después de haberlo reconocido entre las fotografías difundidas por la policía tras el asalto.

"Pensamos que fue abatido accidentalmente", dijo sobre Saiful Islam un responsable de policía, que adelantó que hay abierta una investigación.

Tras la toma de rehenes, que duró toda la noche, la policía lanzó el asalto al local y abatió a seis personas.

"Nosotros protestamos. Les dijimos que él nunca fue un militante. Era un hombre que trabajaba duro y que hacía las mejores pizzas y pastas de Bangladés", contó Solaiman, primo del cocinero.

Chowkider, que trabajó durante muchos años en Alemania, donde aprendió a cocinar comida italiana, tenía dos hijas y una esposa, que actualmente está embarazada.

- El hijo yihadista del político -

Por otro lado, un político bangladesí ha manifestado su estupor este martes al saber que su hijo era uno de los yihadistas que mataron a veinte rehenes en un restaurante de la capital, Daca.

En una entrevista con la BBC, Imtiaz Khan Babul dijo estar "atónito" por las informaciones acerca de su hijo Rohan. "Nunca nos lo pudimos imaginar", declaró Babul, miembro de la Liga Awamie, el partido en el poder en Bangladés.

Según explicó, su hijo llevaba meses desaparecido, pero "no había nada en la casa, ni libros ni nada que diera a entender que iba por ese camino. No teníamos ni idea".

El ministro del Interior, Asaduzzaman Khan, había explicado a la AFP que los autores de la toma de rehenes, que tuvo lugar en un restaurante frecuentado por extranjeros, eran jóvenes formados de familias acomodadas.

La masacre fue reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico. De los seis jóvenes que murieron en el asalto de las fuerzas bangladesíes, uno era el empleado Saiful Islam Chowkider, seguramente inocente.

Entre los otros cinco figuran un licenciado de una universidad privada, un estudiante de 18 años de una escuela de renombre, un profesor de una escuela primaria de 26 años y el hijo de Babul.

El político contó que había manifestado a sus allegados su profunda preocupación por la desaparición de su hijo. "Cuando buscaba a mi hijo, descubrí que habían desaparecido muchos otros jóvenes. Muchachos muy bien formados, de buenas familias, instruidas, hijos de gente con profesiones liberales, hijos de funcionarios". "Compartía mi dolor con ellos. No sabemos lo que está pasando", declaró.

De los veinte rehenes muertos en el ataque del viernes por la noche en el barrio diplomático de Daca, nueve eran italianos, siete japoneses, dos bangladesíes, uno estadounidense y otro indio.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP