Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos inversores de la compañía Ezubao, acusada de una estafa de tipo 'pirámide de Ponzi' estimada en 7.000 millones de euros, protestan el 4 de febrero de 2016 en Pekín

(afp_tickers)

Las autoridades chinas urgieron a las víctimas del 'Madoff chino', autor de una estafa de tipo 'pirámide de Ponzi' estimada en 7.000 millones de euros, a dar a conocer sus perjuicios para obtener indemnizaciones.

La compañía Ezubao ('Tesoro fácil como préstamo', en chino) proponía productos financieros de ahorro con impresionantes rendimientos, si bien finalmente quebró tras haber expoliado, según la policía, a unos 900.000 inversores. Se trata de uno de los mayores fraudes financieros de la historia de China.

La televisión de Estado CCTV exhibió a principios de mes los rostros desconcertados de 21 directivos de Ezubao que 'confesaron' haber montado una estafa del tipo 'pirámide de Ponzi'. Este fraude consiste en utilizar los fondos de los nuevos clientes para pagar a los clientes más antiguos.

La policía invitó este sábado a todas las personas que invirtieron en Ezubao a darse a conocer a través de una plataforma en línea. Las autoridades precisaron que recabarían hasta el 13 de mayo estas informaciones, que serán utilizadas no sólo para la investigación, sino también como "referencia para la restitución de las cantidades invertidas", según un comunicado.

Este escándalo ilustra el laxismo de la regulación local, pero también la ciega confianza de los pequeños inversores chinos en estos productos financieros aparentemente atractivos.

Algunas de las víctimas de Ezubao mostraron, sin embargo, su escepticismo tras el comunicado de la policía. Wang Dehong, que había invertido 24.500 euros, teme que las informaciones que pueda transmitir a la policía puedan ser utilizadas en su contra. No obstante, la policía indico que "protegerán" los "derechos de los inversores".

En momentos en que preocupa la inestabilidad de las bolsas locales, Ezubao prometía del 9 al 14,6% de rendimiento anual, mientras que una cuenta en un banco ofrece apenas un 1,5%.

Las secretarias de Ezubao llevaban todas vestidos de marcas de lujo, como Louis Vuitton, Gucci, Chanel o Hermès.

Al presidente de la sociedad matriz de Ezubao, Ding Ning, que portaba un diamante rosa y tenía una mansión en Singapur, se le llama ya el 'Madoff chino'. Su objetivo era expoliar al máximo a sus víctimas para cubrir de regalos a su amante, Zhang Min, que se reveló también una experta estafadora.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP