Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El puente del Rialto, en la ciudad italiana de Venecia, el 12 de noviembre de 2016

(afp_tickers)

La policía italiana anunció este jueves que arrestó a tres personas originarias de Kosovo acusadas de organizar un ataque contra el puente de Rialto, en Venecia.

"Con todos los infieles que hay en Venecia, pones una bomba debajo del Rialto y uno se gana el cielo directamente", dijo uno de los acusados en una conversación telefónica grabada, informó la investigación.

"Si presto juramento mañana" a la organización yihadista Estado Islámico (EI) "y si me dan la orden, estoy obligado" a matar a los "infieles" insistió Babaj Arian, considerado el jefe del grupo, en otra conversación registrada el 22 de marzo, tras el atentado de Londres.

Después de detectar la "radicalización religiosa" de los acusados, las fuerzas del orden recabaron elementos sobre sus actividades, indicó la policía, que detuvo a tres personas y arrestó a un menor. "Todos ellos originarios de Kosovo", precisó.

En una conferencia de prensa, el procurador Adelchi d'Ippolito, a cargo de la investigación, precisó que el grupo planeaba un atentado contra el puente de Rialto, en Venecia.

"Hubo muchas conversaciones en que hablaban de su apoyo incondicional al Estado Islámico (EI), no eran sólo teorías y dogmas", dijo d'Ippolito sobre algunas de las conversaciones.

En muchos de los diálogos, los acusados mostraron su alegría por el ataque cerca del Parlamento británico, que dejó cuatro muertos el 22 de marzo. Algunos de ellos también hablaban de irse a combatir a Siria junto a las milicias islamistas.

Los sospechosos estaban planeando cómo llevar a cabo sus acciones. Las unidades de élite de las fuerzas del orden participaron en la operación de arresto, que fue llevada a cabo en plena noche en el centro histórico de Venecia, practicando 12 registros.

Dos de los sospechosos trabajaban como camareros en Venecia, una ciudad que atrae a los turistas por sus construcciones y canales.

El Rialto es uno de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal. Es también el más antiguo de ellos, ya que data del siglo XII.

El ministro del Interior italiano, Marco Minniti, celebró los arrestos y dijo en un comunicado que éste "es un resultado importante en la prevención del terrorismo".

AFP