Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

William Ruto (izq) sonríe junto al presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, durante un acto político el pasado 26 de junio en Nairobi

(afp_tickers)

Al menos un policía y un atacante murieron en la residencia del vicepresidente de Kenia, William Ruto, donde este domingo la policía puso fin a un ataque lanzado el sábado por un indeterminado número de hombres armados.

En el momento del ataque, Ruto y su familia no se encontraban en la inmensa propiedad, que cuenta con varios edificios y está situada en Eldoret, unos 300 kilómetros al noroeste de la capital, Nairobi.

El ataque tuvo lugar a diez días de unas elecciones generales que se anuncian reñidas y tensas. El presidente Uhuru Kenyatta y Ruto, su compañero de fórmula, aspiran a un segundo mandato y vencer al líder opositor Raila Odinga.

"La situación está bajo control", declaró el jefe de la policía de Kenia, Joseph Boinnet, al anunciar el fin de la operación, que duró 20 horas.

El ataque, cuya motivación se desconoce por el momento, comenzó el sábado al mediodía, cuando varios hombres armados hirieron gravemente a un policía y penetraron en la propiedad, indicaron fuentes de seguridad a la AFP.

Tras la llegada de la policía, un atacante se refugió en una pieza utilizada como sala de armas por la guardia de la residencia, tomando como rehén a un miembro de las fuerzas especiales, que finalmente resultó muerto, dijo a la prensa Wanyma Musiambo, responsable de las operaciones de seguridad en el valle de Rift.

"Era una operación delicada porque, estando en la sala de armas, tenía una ventaja y utilizaba diferentes armas", dijo Musiambo. "Teníamos la impresión de que había más de una persona disparando", agregó.

El jefe de la policía de Kenia, Joseph Boinnet, anunció que por la mañana las fuerzas especiales habían dado el asalto final. El sábado, Boinnet había dicho que el ataque fue obra de un hombre con machete. En cambio, varias fuentes de seguridad indicaron a la AFP que fue llevado a cabo por varios hombres armados, algunos de los cuales podría haber escapado.

- Alta temperatura electoral -

William Ruto había salido de su domicilio poco antes del ataque para asistir a un acto político, donde apareció junto a Kenyatta. Ninguno de los dos candidatos mencionó el ataque.

El diario Daily Nation se preguntó el domingo cómo pudo cometerse "un ataque tan audaz" y afirmó que "subsistían muchas interrogantes". "Se trata de un triste incidente", comentó por su parte Moses Wetang'ula, líder de uno de los cinco partidos de oposición que apoyan a Odinga.

Los comicios se celebrarán 10 años después de los peores enfrentamientos electorales de la historia del país, que dejaron unos 1.100 muertos durante las protestas contra el resultado.

El Valle del Rift, en el que se encuentra la localidad de Eldoret, fue una de las regiones más afectadas por la violencia entre las dos principales etnias de la región, los Kikuyu, a la que pertenece el presidente Kenyatta, y los Kalenjin, de la que forma parte William Ruto.

Ambos representantes, procesados por el Tribunal Penal Internacional por estos enfrentamientos, se aliaron y consiguieron ganar las presidenciales de 2013. Ahora luchan por un segundo mandato frente a Odinga y su compañero de fórmula, Kalonzo Musyoka.

Las elecciones en Kenia se deciden más en base a los sentimientos sentimientos de pertenencia étnica y geográfica que a los programas.

El resultado se anuncia ajustado, según los últimos sondeos. La temperatura electoral aumentó en el país en las últimas semanas, marcadas por duras acusaciones de las dos partes.

Raila Odinga, quien considera que le robaron la victoria en 2007 y en 2013, acusa al Ejecutivo actual de querer amañar las elecciones, mientras que Kenyatta achaca a su rival querer aplazarlas.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP