Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías junto al tren donde se produjo un ataque con arma blanca en Salez, este de Suiza, el 13 de agosto de 2016. Un hombre entró en el convoy con líquido inflamable, al que prendió fuego, e hirió a seis pasajeros con arma blanca

(afp_tickers)

La policía suiza aseguró este domingo que hasta ahora carece de indicios de que el individuo que hirió a puñaladas a seis personas en un tren tuviera la intención de cometer "un acto terrorista".

"Por el momento, no hay indicios de que sea un acto terrorista o con motivación política", informó la policía del cantón helvético de San Galo en un comunicado.

El portavoz de la policía Bruno Metzger dijo a AFP que el "terrorismo" no es su principal línea de investigación, y que priorizan "otros motivos" que no quiso especificar.

El sábado por la tarde, un suizo de 27 años prendió fuego a un vagón de tren en el este de Suiza usando líquido inflamable y apuñaló a varios pasajeros hiriendo a seis personas de gravedad, entre ellas un niño de seis años, según la policía suiza.

Una persona que se encontraba en el andén en la estación de Salez también resultó herida al sacar del tren al atacante, que estaba envuelto en llamas, dijo la policía.

"Su intervención evitó probablemente lo peor", dijo el portavoz policial Hanspeter Kruesi al diario Blick, dejando entrever que muchos más pasajeros podrían haber resultado heridos.

Metzger dijo que el estado de salud del atacante, un suizo sin antecedentes penales, y el de una mujer son críticos.

Por el momento, no se proporcionarán detalles sobre las identidades o nacionalidades de las víctimas, añadió.

El ataque tuvo lugar hacia las 14H20 (12H20 GMT) cerca de la estación de Salez, en un tren en marcha que se dirigía de Buchs a Sennwald, a lo largo de la frontera con Liechtenstein.

La policía indicó que el ataque fue grabado en video, lo que les permitió determinar que el hombre actuó sólo.

El sábado por la noche, la policía registró la casa del supuesto atacante, quien reside un cantón fronterizo con San Galo.

"Los resultados forman parte de un proceso penal y por lo tanto no son públicos", dijo en un comunicado la policía.

Los fiscales de San Galo, que abrieron una investigación penal tras el ataque, indicaron que equipos forenses examinan el vagón incendiado.

Este ataque es el último de una serie de actos violentos, muchas veces mortales, que se han producido en Europa en los últimos meses. Entre los incidentes ha habido atentados reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP