La presión aumentaba este jueves sobre la futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, por su decisión de situar la política migratoria bajo una vicepresidencia titulada "Protección de nuestro modo de vida europeo".

La conservadora alemana generó revuelo el martes al desvelar su futuro equipo de comisarios, en el que Margaritis Schinas coordinará la reforma del asilo y la protección de fronteras, entre otros, al frente de la controvertida cartera.

Después de las críticas ese día de oenegés como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que apuntan a una "retórica de extrema derecha", la presión vino este jueves de la Eurocámara y del aún titular de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

"No me gusta la idea de que el estilo de vida europeo se oponga a la migración. Aceptar a los que vienen de lejos es parte del estilo de vida europeo", aseguró Juncker, en una entrevista exclusiva con el medio Euronews.

El ex primer ministro luxemburgués dijo además que "el título [de la vicepresidencia] no corresponde" con los "valores" del griego Schinas, portavoz de su Comisión entre 2014 y 2019, por lo que "esto tendrá que cambiar".

La actual portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, rechazó cualquier cambio de nombre de la vicepresidencia "por el momento" y emplazó a escuchar los debates durante las audiencias de los futuros comisarios ante la Eurocámara.

El martes, la próxima presidenta aseguró en rueda de prensa que "nuestro estilo de vida europeo es aferrarse a sus valores" y, en este sentido, "la belleza de la dignidad de cada ser humano es uno de los valores más preciados".

Bruselas responde además que el polémico nombre ya estaba en el programa que Von der Leyen defendió ante la Eurocámara y urge a consultar el contenido que, además de la migración, incluye empleo, educación, cultura o juventud.

- Frente en la Eurocámara -

Los argumentos no acaban de convencer a todos los grupos de la Eurocámara. Socialdemócratas y liberales, aliados del Partido Popular Europeo (PPE, derecha) de la política alemana, así como los ecologistas, pidieron un cambio de nombre.

El presidente de la Eurocámara, David Sassoli, reconoció el malestar con algunos nombres de carteras, por lo que invitó a Von der Leyen a "explicarse" y a "escuchar" a los presidentes de grupo el próximo 19 de septiembre.

"No nos gusta el nombre [Protección de nuestro esilo de vida europeo], lo rechazamos. Dijimos ayer a la Comisión que nuestro grupo no podía aceptarlo", dijo a los periodistas la jefa de filas socialista, Iratxe García.

Su homólogo liberal, Dacian Ciolos, expresó a la AFP su convicción de que la primera presidenta mujer de la Comisión cambiará el nombre, aunque "no puede dar la impresión de que lo hace a causa de la presión".

Las advertencias de los grupos no son baladíes. Los diferentes comisarios deben recibir el visto bueno de sus comisiones parlamentarias, antes que la Eurocámara se pronuncie sobre la Comisión en su conjunto el 23 de octubre.

Y la candidatura de Von der Leyen al frente de la Comisión logró en julio únicamente 383 votos, nueve más de los necesarios para su investidura, pese a contar inicialmente con un total de 444 de liberales, socialdemócratas y PPE.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes