Irán reanudará la producción de uranio enriquecido en su central subterránea de Fordo el miércoles a medianoche (hora local), lo que supone un paso más en su estrategia de abandonar sus compromisos nucleares con la comunidad internacional.

"En las próximas horas finalizará el proceso de inyección del gas (Hexaflurocloruro de uranio) en las centrifugadoras activadas en Fordo, en presencia de inspectores de la Organización" Internacional de Energía Atómica, (OIEA) declaró el portavoz de la Organización Iraní de Energía Atómica, Behrouz Kamalvandi.

La "producción" de uranio enriquecido estará "operativa a partir de medianoche" (20h30 GMT), añadió el portavoz.

Irán anunció el martes la reanudación del enriquecimiento de uranio, que se había paralizado en cumplimiento de un acuerdo internacional firmado en Viena en 2015.

La decisión se hizo pública después de que expirara el plazo concedido por Teherán a los países firmantes del acuerdo (China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) para que le ayudaran a hacer frente a las consecuencias de la retirada unilateral de Estados Unidos de este pacto en 2018.

Teherán se refiere concretamente a las sanciones impuestas por Washington que asfixian su economía.

La reanudación de la producción de uranio enriquecido es la cuarta fase de un plan de disminución de los compromisos iraníes que se inició en mayo, en respuesta a la retirada de Washington.

- 'Chantaje nuclear' -

La República Islámica iraní asegura que está comprometida con el acuerdo, y que está dispuesta a dar marcha atrás, siempre y cuando el resto de partes se comprometa a respetar su parte de compromisos, empezando por las autorizaciones para exportar petróleo.

Estados Unidos reaccionó al anuncio iraní tildándolo de "chantaje nuclear".

Rusia por su parte aseguró que observa la evolución del contencioso "con preocupación", mientras que París, Londres y Berlín pidieron a Teherán que no siga por esa vía.

Es "un cambio profundo", advirtió el presidente francés, Emmanuel Macron, de visita oficial en China.

Macron, que ha intentado mediar entre Washington y Teherán para intentar desbloquear la situación, indicó que mantendrá "conversaciones en los próximos días, también con los iraníes, y sacar colectivamente las conclusiones necesarias".

"Lo que ha anunciado el presidente Rohani no es aceptable", indicó por su parte el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, en rueda de prensa en Berlín.

Irán "debe revocar todas las medidas que ha ido adoptando desde julio y respetar plenamente de nuevo todos sus compromisos" internacionales, añadió.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes