Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Respecto a mayo de 2016, el aumento de la producción industrial fue de 4%, su mejor resultado desde febrero de 2014.

(afp_tickers)

La producción industrial de Brasil creció 0,8% en mayo respecto a abril, según datos divulgados el martes, que refuerzan la idea de una salida de la recesión aunque aún no midan plenamente las incertidumbres provocadas por la reciente aceleración de la crisis política.

El resultado, que elimina las variaciones estacionales, se sitúa por encima de la expectativa promedio de un crecimiento de 0,7% de los 26 analistas consultados por el diario económico Valor.

Se trata del segundo mes consecutivo de expansión, después del aumento de 1,1% en abril, de acuerdo con los datos revisados al alza por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), que en su estimación anterior situaba esa medición en 0,6%.

Respecto a mayo de 2016, el aumento de la producción industrial fue de 4%, su mejor resultado desde febrero de 2014.

En el acumulado de cinco meses, el sector industrial creció 0,5% respecto al mismo periodo del año pasado.

En la medición de doce meses, el sector sigue marcando una contracción de 2,7%, aunque prosigue su mejora paulatina después de haber tocado fondo en junio de 2016 (-9,6%).

De los 24 sectores estudiados en mayo, 17 registraron expansión, con un aumento mensual de 9% en la fabricación de vehículos, remolques y carrocerías.

Por categorías, la producción de bienes de capital, que permite estimar la tendencia de las inversiones, creció un 3,5% en mayo respecto a abril, cuando ya había aumentado 1,9% (dato revisado). La producción de bienes de consumo duradero subió 6,7% (+2,9% en abril).

La expansión se conjuga con datos que marcan un reflujo del desempleo récord en los últimos dos meses.

Pero la expansión industrial de mayo aún no mide plenamente el impacto del escándalo que estalló a mediados de ese mes, cuando se divulgó una grabación que llevó a la inculpación del presidente conservador Michel Temer por corrupción pasiva y cuestionó la viabilidad de las reformas promercado impulsadas por su gobierno.

En junio, el Índice de Confianza en la industria (IGI) evaluado por la Fundación Getúlio Vargas (FGV) cayó 2,8 puntos respecto a mayo, a 89,5 puntos. Y el nivel de utilización de la capacidad industrial instalada, medido por la misma institución, retrocedió 0,5 puntos.

AFP