Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente brasileño, Michel Temer (I), junto al presidente de la Confederación Nacional de la Industria, Robson Braga de Andrade, el 8 de julio de 2016, en Brasilia

(afp_tickers)

La producción industrial de Brasil cerró 2016 con una contracción de 6,6%, su tercera caída anual consecutiva, aunque en diciembre dio señales de atemperar la tendencia, según datos oficiales publicados el miércoles.

En diciembre, la producción industrial de la mayor economía latinoamericana registró un crecimiento de 2,3% respecto a noviembre, en la medición sin factores estacionales, su segundo dato positivo consecutivo en la comparación mensual, señaló el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Pero en la medición interanual contra diciembre de 2015 retrocedió un 0,1%, en su 34ª retroceso consecutivo.

Ambos datos se sitúan por debajo de las expectativas de los analistas consultados por la Agencia Bloomberg, que preveían un crecimiento de 2,4% respecto a noviembre y de 0,6% frente a diciembre de 2015.

La producción industrial de Brasil se contrajo un 3% en 2014, un 8,3% en 2015 y un 6,6% en 2016, en el marco de la peor recesión del país en más de un siglo.

Para 2017, el mercado prevé un crecimiento de un 1%, por encima del PIB, que proyecta salir de dos años de contracción con una expansión de 0,5%, de acuerdo con la última encuesta semanal Focus realizada por el Banco Central (BC) entre un centenar de inversores y analistas.

El aumento mensual de la producción industrial concuerda con una mejora de la confianza registrada en recientes encuestas sectoriales, coincidentes con el inicio de un ciclo de reducción de las elevadas tasas de interés aplicadas por el BC para controlar la inflación.

Pero aún queda mucho camino por recorrer para afianzar esa tendencia: la utilización de la capacidad instalada de la industria brasileña cayó a fines de 2016 al 76%, su menor nivel desde 2003, según reveló el martes la Confederación Nacional de Industria (CNI).

Y el índice de desempleo llegó en el último trimestre del año pasado a un nivel récord de 12%, con 12,3 millones de personas en busca de empleo.

"La reducción de las tasas influye" en la mejora de los datos intermensuales, pero estos también se deben a que "la base de comparación estaba muy deteriorada", explica el consultor independiente Felipe Queiroz.

Los tipos del BC cayeron de 14,25% en octubre a 13% en enero. Pero para que la producción industrial siga creciendo "habrá que dar continuidad a ese ciclo", porque "siguen estando muy por encima del nivel global" y eso "desestimula la producción y estimula a los mercados financieros", añade Queiroz.

- Mejoras en diciembre, salvo en bienes de capital -

De los 24 sectores estudiados por el IBGE, 16 registraron tasas positivas, con particular destaque para la producción de automóviles, remolques y carrocerías, que creció un 10,8%, confirmando la tendencia de noviembre (+6,9%).

Por categoría, los bienes de consumo duraderos tuvieron un crecimiento mensual de 6,5% (un 11% en los dos últimos meses acumulados). También subió un 1,4% la de bienes intermedios, que ya en noviembre se había incrementado en un 0,7%. Y la de bienes de consumo tuvo un aumento de 4,1%, apuntó el IBGE.

La producción de bienes de capital (maquinarias y equipos) cayó en cambio 3,2%, después de haber aumentado 3,9% en noviembre.

En el acumulado de doce meses, todas las categorías registraron retrocesos, el mayor de ellos en bienes duraderos (-14,7%), seguida de bienes de capital (-11,1%).

AFP