Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Manifestación ante el Big Ben y el Parlamento británico, en Londres, por el Brexit, el 13 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La reina Isabel II sancionó este jueves la ley que autoriza a la primera ministra británica, Theresa May, a activar el proceso de ruptura con la Unión Europea, anunció el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow.

La firma de la soberana, un trámite tras la aprobación final de la ley el lunes en el Parlamento, significa que May puede ahora activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa que dará pie a dos años de negociaciones para acordar el proceso de ruptura.

May reiteró el mares que antes del 31 de marzo enviará la carta al Consejo Europeo invocando el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, conforme al resultado del referéndum del 23 de junio de 2016.

"Regresaré a esta cámara antes de fin de mes para notificar mi decisión en cuanto haya activado formalmente el Artículo 50", dijo a los diputados sin precisar fecha alguna.

Con esta formalidad se iniciará un proceso de negociaciones de dos años para acordar los términos de ruptura.

La UE aseguró que en un plazo máximo de 48 horas tras recibir la notificación de salida preparará un borrador con las grandes líneas de negociación que enviará a las 27 capitales europeas para su debate en una cumbre extraordinaria sin Reino Unido que debería celebrarse en abril o mayo.

La tarea se anuncia ardua puesto que Londres y Bruselas deberán deshacerse de más de cuatro décadas de relación común en el mismo momento en el que la UE celebra el 60º aniversario del Tratado de Roma.

Además, el Reino Unido deberá negociar la ruptura con Bruselas con su integridad territorial en entredicho, después de que el gobierno regional de Escocia -mayoritariamente partidaria a seguir en la UE- anunciara esta semana que buscará otro referéndum de independencia.

La primera ministra británica rechazó este jueves la voluntad del gobierno escocés, aunque no lo descartó por completo.

"Lo que digo es que ahora no es el momento (...) Tendríamos que poner toda nuestra energía en las negociaciones con la Unión Europea para asegurarnos de que logramos un acuerdo, un buen acuerdo para la gente en todo el Reino Unido", afirmó en una entrevista con varios medios.

La jefa del gobierno regional escocés, la nacionalista Nicola Sturgeon, anunció el lunes que solicitará permiso al Parlamento regional para convocar un nuevo referéndum de independencia del Reino Unido.

Su objetivo es celebrarlo entre finales de 2018 y principios de 2019, dijo Sturgeon, descontenta porque, según ella, Londres no está teniendo en cuenta las necesidades de Escocia en el Brexit.

En su cuenta de Twitter, Sturgeon respondió después de las declaraciones de May que el gobierno escocés "no propone" un referéndum "ahora... sino cuando las condiciones del Brexit estén claras y antes de que sea demasiado tarde para elegir una alternativa".

La jefa de gobierno escocesa advirtió de que a su juicio sería "antidemocrático" impedir esa consulta.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP