Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, asiste a una reunión en su oficina, el 13 de agosto de 2017, en Jerusalén

(afp_tickers)

Ayub Kara, un ministro israelí cercano al primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, declaró que las relaciones con el presidente estadounidense, Donald Trump, importaban más que las condenas a los neonazis, justificando la criticada reacción de Netanyahu ante los acontecimientos de Charlottesville.

Los críticos reprochan al jefe del Gobierno israelí que tardara en denunciar el extremismo de derecha y el antisemitismo mostrados en Charlottesville y de haberse contentado con un tuit difuso para hacerlo, cuando un primer ministro de Israel debería, según ellos, estar a la cabeza de la reprobación.

Los detractores de Netanyahu le acusan de sacrificar su responsabilidad moral, en especial hacia la comunidad judía de Estados Unidos, con intereses estratégicos.

El ministro de Comunicaciones, Ayub Kara, considerado cercano a Netanyahu, parecía ahondar en este sentido este viernes en el diario Jerusalem Post.

"Dadas las relaciones fenomenales que tenemos con Estados Unidos, debemos dar las proporciones justas a las declaraciones sobre los nazis", dijo.

"Hay que condenar el antisemitismo y toda huella de nazismo y haré todo lo posible como ministro para impedir la propagación", declaró.

"Pero Trump es el mejor presidente estadounidense que Israel ha tenido nunca. Tiene relaciones magníficas con el primer ministro israelí y, tras los años horribles de Obama, Trump es el líder incontestable del mundo libre y no hay que dejar a nadie hacerle daño", agregó.

Netanyahu, que normalmente responde rápidamente a las manifestaciones de odio antisemitas como las vistas y oídas en Charlottesville, rompió su silencio solo al cabo de tres días.

"Escandalizado por las expresiones de antisemitismo, de neonazismo y de racismo. Cada uno debe frenar este odio", tuiteó el martes, pero solo después de que Trump terminara por denunciar la "violencia racista" y responsabilizara a los supremacistas blancos, uno de cuyos simpatizantes mató a una mujer en Chalottesville, en el este de Estados Unidos donde se habían reunido manifestantes antiracistas.

Fue poco antes de que Trump provocara una nueva polémica al declarar que había fallos en "los dos lados".

Netanyahu no ha reaccionado públicamente sobre este tema desde entonces.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP