Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos mujeres pasan por delante de una oficina de correos de la Japan Post Holding, en Tokio, el 26 de julio de 2015

(afp_tickers)

La Tokyo Stock Exchange anunció este lunes el precio de introducción en bolsa de Japan Post Holdings, el último trámite necesario para confirmar que el valor del grupo de correos japonés superará los 11.600 millones de dólares.

Con un valor de unos 11.600 millones de dólares (10.500 millones de euros), será la introducción en el mercado financiero más alta del mundo en el año.

El grupo dijo que las acciones del servicio de correos tendrán un precio de 1.400 yenes (10,4 euros; 11,5 dólares) por título, precisó este lunes la empresa gestora de la Bolsa de Tokio.

El pasado 19 de octubre se había confirmado el precio de salida a bolsa de dos de las filiales del grupo: 2.200 yenes para la rama de seguros de vida y 1.450 yenes para la de banca.

La suma total de los títulos propuestos, englobando las tres listas, alcanza los 1,43 billones de yenes (10.400 millones de euros, 11.600 millones de dólares), lo que la sitúa también como la mayor salida a Bolsa desde la del gigante chino de venta en línea Alibaba, que marcó un récord en 2014 con una Oferta Pública de Venta de 25.000 millones de dólares.

Las acciones de la enorme compañía estatal, que tiene unas 24.000 oficinas en todo el país, incluyendo a sus unidades de seguros y de banca, comenzarán a cotizar en Tokio el 4 de noviembre.

La confirmación llega en un momento en el que se espera que la privatización del mayor banco del mundo pueda mejorar el sentimiento de los inversores e incentivar los esfuerzos para reducir los trámites burocráticos en la muy regulada economía japonesa.

La unidad de entrega de correo del grupo permanecerá intacta, debido a la presión social y política para mantener el 'statu quo', que incluye la presencia de oficinas de correos por todo el país, incluso en las localidades más remotas.

El gobierno del ex primer ministro Junichiro Koizumi dividió en cuatro unidades la compañía estatal en 2007, para gestionar las entregas, los ahorros, los seguros y contraservicios en cada una de sus oficinas de correos.

En un principio, el gobierno mantuvo la propiedad total del grupo, con planes para que las unidades de banca y seguros se privatizaran completamente antes de 2017.

El proyecto de privatización quedó estancado cuando el Partido Democrático Liberal perdió el poder, pero lo revivió al recuperar el Ejecutivo, a finales de 2012.

AFP