Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unas personas caminan el 15 de septiembre de 2017 por el campo de refugiados para rohinyás de Balukhali, en Bangladés

(afp_tickers)

Casi 400.000 musulmanes rohinyás huyeron de Birmania hacia Bangladés. Tres semanas después de que los rebeldes rohinyás encendieran la mecha de la represión birmana, ¿cuál es la situación de esta minoría del lado birmano de la frontera?

- ¿Quién vive en la región del oeste birmano? -

Según el censo de 2015, más de tres millones de personas viven en el estado de Rakáin, región fronteriza con Bangladés.

De éstas, un millón nunca había sido censado, señala el informe del censo, porque formaban "parte de una comunidad" que el Gobierno no reconoce.

Eran los rohinyás, llamados "bangladesíes" en Birmania, considerados inmigrantes ilegales de Bangladés y están privados de derechos.

Hasta ahora eran mayoría en los distritos del norte de la región, los más cercanos a la frontera con Bangladés, epicentro de los disturbios actuales.

Así, según el Gobierno birmano, en el único distrito de Maungdaw, los musulmanes eran más de 750.000 contra menos de 80.000 miembros de "otras etnias", budistas principalmente.

Además, unos 120.000 rohinyás viven en los campamentos de desplazados más al sur, cerca de Sittwe, principal ciudad de la región.

Hoy, tras la partida de casi 400.000 rohinyás hacia Bangladés desde el 25 de agosto, según las estimaciones más bajas de la ONU, casi la mitad del millón de rohinyás de Birmania habría abandonado el territorio.

Esta última ola de exilio, la más impresionante en la historia de esta crisis, se suma a los anteriores éxodos.

- ¿Cuáles son las destrucciones? -

Casi el 40% de las localidades rohinyás del norte del estado están abandonadas, según Zaw Htay, portavoz del Gobierno.

"Hay 176 pueblos (de un total de 471 pueblos rohinyás) en donde toda la población partió", estimaba el miércoles por la noche.

Miles de rohinyás podrían estar bloqueados del lado birmano, según la ONU. Una información difícil de verificar ya que la zona está cercada por el ejército birmano.

Sobre la base de imágenes vía satélite, Amnistía Internacional asegura que pudo identificar 80 incendios importantes en la región desde el 25 de agosto.

La ONG denuncia una "campaña planificada" contra las localidades rohinyás del norte. Algunos incendios todavía podían verse el jueves desde Bangladés.

Una periodista de AFP que pudo acceder a la región de Maungdaw, en un viaje organizado por las autoridades birmanas, vio pueblos reducidos a cenizas.

- ¿Es posible un regreso? -

El Gobierno birmano advierte desde el principio de la crisis a los que dejan el país.

"Algunos pasaron al otro lado de la frontera. Si quieren regresar no podremos aceptarlos a todos", afirmó el portavoz del Gobierno precisando que los candidatos a regresar serían investigados.

Para muchos refugiados interrogados por la AFP, muchos campesinos, un regreso parece complicado ya que además del odio entre las comunidades, lo perdieron todo.

El ejército birmano está acusado de haber incendiado los pueblos rohinyás, en represalia a los ataques rebeldes, para sacarse de encima esta minoría, considerada en Birmania como una amenaza a la identidad budista del país.

Las otras comunidades que viven en ese estado, hindúes y budistas, también huyeron de sus pueblos hacia otras regiones de Birmania. Son unos 30.000 en este caso, pero ya empiezan a regresar a sus localidades, aseguran las autoridades.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP