Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

John Chipman (d), director del IISS, en la 14 cumbre Asia Pacífico el 31 de mayo de 2015 en Singapur

(afp_tickers)

La superioridad tecnológica occidental en armamento se está reduciendo, en particular con China y Rusia, afirmó la organización londinense Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) en su informe militar anual, difundido este martes.

Según el IISS, actualmente sobresalen dos tendencias en materia de armamento.

"La primera es la proliferación de nuevas tecnologías entre una serie de países y actores no estatales, que reduce las diferencias en la capacidad armamentística en todo el mundo", dijo a la AFP John Chipman, director del IISS.

Entre estas nuevas tecnologías figuran los aviones no tripulados y ciberarmas, que pueden desestabilizar un país con ataques informáticos virales.

Según él, si en las dos últimas décadas "los países occidentales eran los campeones de las nuevas tecnologías" con una clara ventaja sobre otros Estados y actores no estatales, "hoy en día, este avance tecnológico se está reduciendo".

La segunda tendencia es la decisión de Rusia y China de invertir en estas tecnologías para "modernizar sus fuerzas armadas", lo que "desafía el actual equilibrio de fuerzas en Europa" y dibuja el equilibrio futuro en Asia.

- Financiación de la defensa en Europa -

Chipman describió el deseo de China de centrarse en la "dimensión marítima de su política de defensa", que se traduce en una mayor inversión en buques y submarinos.

Por el contrario, afirmó que la financiación de las fuerzas armadas y los armamentos en Europa sigue suponiendo un gran desafío, y que sólo "cuatro de los 26 miembros europeos de la OTAN han cumplido con el objetivo de destinar el 2% del PIB": Grecia, el Reino Unido, Estonia y Polonia.

Entretanto, el presupuesto de defensa de Rusia ha experimentado un crecimiento de dos dígitos en 2015, mientras que Asia gasta casi 100.000 millones de dólares más por año que los miembros europeos de la OTAN, señala el IISS.

Por su parte, Estados Unidos "responde a la percepción de que Rusia representa una amenaza creciente, sobre todo a los países bálticos y los países de Europa del Este, fortaleciendo su presencia en Europa", dijo Chipman.

Sirva de prueba el último presupuesto de la administración de Barack Obama, presentado el martes en Washington, que prevé cuadruplicar su partida para esta región, hasta los 3.400 millones de dólares.

En Oriente Medio, el levantamiento de las sanciones a Irán, gracias al acuerdo para frenar su programa nuclear, le da la oportunidad de modernizar su armamento, la mayoría del cual data de los años 1970.

Esto podría llevar a un cambio de equilibrio en la zona al que las monarquías del Golfo responderían fortaleciendo su cooperación, un ejemplo de la cual puede verse en la guerra de Yemen.

Respecto al acuerdo entre Teherán y las grandes potencias, Chipman estimó que permitió retrasar de 10 a 15 años la obtención de una bomba nuclear por parte de Irán.

En Latinoamérica, el IISS destaca que la defensa se centró en combatir el crimen organizado y los narcotraficantes.

"Sin embargo, Colombia sigue planeando el futuro y los desafíos posteriores a las FARC. Similarmente, México ha adaptado sus fuerzas para afrontar desafíos internos, pero las está modernizando para nuevos roles externos", observa el instituto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP