Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre paea por el puerto de Auderville, en el noroeste de Francia, azotado por fuerte vientos, el 8 de febrero de 2016

(afp_tickers)

La tempestad que azota varios países europeos, con vientos de hasta 155 km/h, obligó este lunes a cerrar carreteras en Gran Bretaña y a anular varios desfiles de carnaval en Alemania, mientras el oeste y noroeste de Francia estaban en estado de alerta.

Los desfiles de carnaval fueron anulados el lunes en Düsseldorf y Maguncia (oeste de Alemania) en previsión de los violentos vientos anunciados, indicaron los organizadores. La decisión se tomó "con el corazón triste, pero con el sentimiento de que es la buena decisión", dijo Richard Wagner, presidente de la Asociación del carnaval de Maguncia, en un comunicado.

En cambio, el principal y más antiguo carnaval de la región, el de Colonia, fue mantenido, pero con una serie de precauciones. Se prohibieron las grandes banderas y carteles y los personajes de cartón de gran tamaño, así como los caballos.

En Gran Bretaña, las costas del sur de Inglaterra y de Gales eran azotadas por intensas lluvias y por vientos de hasta 155 km/h. Las autoridades decidieron imponer el estado de alerta en la región, donde se cerraron carreteras y se interrumpió el servicio de trenes y de ferries. Unas 5.000 viviendas estaban privadas de electricidad.

En las costas del oeste y del noreste de Francia, la tempestad arreciaba también, con vientos de hasta 140 km/h y olas inmensas, pero los daños eran muy limitados al mediodía de este lunes. Todas las conexiones marítimas entre Brest (Bretaña, oeste) y las islas de la región fueron interrumpidas y la circulación en los puentes fue limitada a 50 km/h.

En el Mont Saint-Michel, uno de los monumentos más visitados de Francia, se prohibió la circulación por el puente que une el peñón en el que se encuentra la abadía con el continente. La abadía permanecerá cerrada hasta el martes.

Los daños, principalmente árboles derrumbados y líneas eléctricas cortadas, habían sido limitados hasta este lunes por la mañana, pero la fuerza de los vientos se reforzaba hacia el mediodía, lo que hacía temer consecuencias más graves.

El fin de la alerta por viento está previsto hacia las 19H00 GMT, pero la de riesgos de inundación se mantendrá probablemente hasta la noche del martes, según el servicio meteorológico francés. Los vientos "van a generar y mantener olas muy fuertes", que "van a ampliarse progresivamente el lunes", a lo que hay que agregar el riesgo de elevación del mar a raíz del fuerte coeficiente de marea, explicó la fuente. Esta conjunción de fuerte oleaje y de alto coeficiente de marea podría "generar, sobre todo en el momento de pleamar, inundaciones en las partes expuestas o vulnerables del litoral", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP