Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos hombres circulan en bicicleta por la costanera de Los Cabos durante el pasaje de la tormenta tropical Newton, en Baja California, México, el 6 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Newton volvió a tocar tierra la madrugada de este miércoles en México, esta vez como tormenta tropical, después de haber azotado como huracán la península de Baja California (Pacífico) con saldo de dos muertos y tres desaparecidos.

Tras tocar tierra el martes en el turístico balneario de Los Cabos con vientos de 150 km/hora, Newton atravesó el golfo de California y embistió este miércoles las costas de Sonora (noroeste), entrando por Bahía de Kino con vientos de 110 km/h, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), con sede en Miami.

Las autoridades de Sonora anunciaron evacuaciones en zonas de riesgo y habilitaron numerosos albergues en los que se resguardaron unas 800 familias.

Además, se desplegaron en la zona elementos del Ejercito y la Marina para colaborar en los protocolos de prevención y rescate.

Hasta el momento, las autoridades no han reportado daños ni víctimas en Sonora.

Hacia las 12H00 GMT, Newton se encontraba 85 km al noroeste de Hermosillo, capital de Sonora, pero ya se encontraba debilitado con vientos de 90 km/h, según el NHC.

Agregó que el fenómeno se moverá hacia el extremo noroeste de México durante el día para ingresar al sur del estado estadounidense de Arizona por la tarde.

El NHC prevé que la tormenta, que se desplaza hacia el norte a 30 km/h, registre un "rápido debilitamiento" a y se disipe antes de la madrugada del jueves.

A su paso por Los Cabos, Newton provocó fuerte oleaje en Cabo Pulmo, donde se registró el naufragio de un barco camaronero -que ignoró la veda a la navegación para las embarcaciones ligeras- con saldo de dos muertos y tres desaparecidos.

- Daños menores -

Newton dejó hasta ahora daños materiales menores, en tanto el gobierno se disponía a realizar una evaluación para "poner en marcha la etapa de recuperación", dijo el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de Twitter.

En Los Cabos se encontraban de vacaciones unos 14.000 turistas que no corrieron riesgo, pues la mayoría de los hoteles cuentan con sus propios refugios, comentó a la AFP el director de Protección Civil de esa localidad, Marco Antonio Vázquez.

En tanto, unos 1.500 pobladores acudieron a los refugios temporales, aunque muchos de ellos regresaron después a sus casas.

El huracán se movió sobre todo "por zonas rurales, deshabitadas, gracias a esto tenemos saldo blanco", indicó Vázquez.

Antes de que Newton tocara tierra se habían suspendido los suministros de luz y agua, pero ya en la tarde del martes más del 50% ya se había restablecido", indicó el funcionario.

Sin embargo, las clases de todos los niveles continúan suspendidas desde el lunes.

Newton -que azotó Baja California como huracán categoría uno en una escala de cinco- golpeó la Península de Baja California dos años después del azote del ciclón Odile, que dejó seis muertos y 1.000 millones de dólares en daños tras alcanzar categoría 4.

En la noche del lunes, se cancelaron los vuelos en el aeropuerto de La Paz, capital de Baja California Sur, pero las operaciones se restablecieron entrada la noche del martes.

Antes de convertirse en huracán, Newton causó estragos como tormenta tropical, dejando durante el fin de semana tres muertos y al menos 800 damnificados en los estados sureños de Chiapas y Guerrero.

En este último estado, unas 1.400 casas sufrieron inundaciones y se registraron más de 30 derrumbes carreteros, informó la secretaría de Protección Civil.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP