Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (dcha), estrecha la mano al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, después de su reunión en Jerusalén, el 8 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) "continúa y continuará" trabajando en el proceso de paz de Oriente Medio, aseguró este lunes una portavoz comunitaria, después de que Israel anunciara la suspensión de los contactos con la UE en respuesta a la decisión del bloque de exigir el etiquetado de los productos fabricados en las colonias.

"La UE continúa y continuará trabajando [sobre el proceso de paz] con el Cuarteto [para Medio Oriente], con nuestros socios y con las dos partes porque la paz en Oriente Medio es del interés de todos los países", informó Maja Kocijankic, portavoz del servicio diplomático comunitario, en una rueda de prensa.

El domingo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, "ordenó la suspensión de los contactos diplomáticos con las instituciones de la Unión Europea y sus representantes" sobre el conflicto israelo-palestino, precisó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí.

La Comisión Europea había adoptado el 11 de noviembre "la notificación interpretativa sobre la indicación de origen de mercancías provenientes de los Territorios ocupados por Israel desde junio de 1967", en Cisjordania y los altos del Golán. Esta medida, tomada semanas atrás un una reunión por los 28 comisarios europeos tras la insistencia de numerosos Estados miembros, fue tachada de "discriminatoria" por Israel y algo por lo que la UE debería "avergonzarse", según palabras de Netanyahu.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, se entrevistó este lunes con el primer ministro israelí al margen de la conferencia sobre el clima de París, pero no trascendieron detalles de la conversación.

Kocijankic resaltó que las relaciones del bloque con Israel "son buenas", y "continuarán siéndolo". La portavoz recordó asimismo que la "publicación interpretativa" adoptada por la Comisión Europea el 11 de noviembre no es una "nueva legislación, es la implementación de una legislación existente" que "ya estaba siendo aplicada en algunos Estados miembros" (Bélgica, Gran Bretaña y Dinamarca). "La Comisión ofrece una guía a los Estados miembros a su petición, por lo que no hay un gran cambio desde la perspectiva de la UE", añadió.

La decisión del brazo ejecutivo comunitario se traducirá en una mención en la etiqueta de los productos que ingresan en la UE que especifique que proviene de las colonias israelíes en Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán, todas ilegales desde el punto de vista del derecho internacional. Los productos de las colonias israelíes están etiquetados como fabricados en Israel. La UE no reconoce la soberanía de Israel sobre los territorios ocupados desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

AFP