Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Federica Mogherini (c) el 18 de enero de 2016 en Bruselas

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) adoptó este lunes con dificultad una declaración sobre el proceso de paz israelo-palestino cuyas referencias a la violencia de los colonos o el etiquetado de los productos de las colonias en los territorios ocupados algunos Estados miembros buscaban atenuar.

El texto fue adoptado por los 28 Estados miembros, cuyos ministros de Asuntos Exteriores estaban reunidos en Bruselas, al cabo de negociaciones, cuando estaba previsto que fuera aprobada sin debate.

"Aprobamos de manera unánime [la declaración], es una buena base de nuestra posición común y de nuestro compromiso en la región", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en conferencia de prensa al término del encuentro.

El texto expresa la profunda preocupación de la UE por la violencia, por la que responsabiliza a ambas partes.

"La UE condena firmemente los ataques terroristas y la violencia de todas las partes y en todas las circunstancias, incluida la muerte de niños", dicen los ministros.

"La UE está convencida de que sólo el restablecimiento de un horizonte político y la reanudación de un diálogo puede frenar la violencia", añaden.

Los 28 reiteraron su compromiso para una solución al conflicto con dos Estados y afirmaron que vigilarán de cerca los sucesos en el terreno.

"Algunos países manifestaron su deseo de modificar [la declaración]. Los escucharemos, pero obviamente es deseable que el Consejo [en donde están representados los 28 miembros de la UE] pueda adoptar estas conclusiones", había dicho por la mañana el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Harlem Desir, al llegar a una reunión ministerial en Bruselas.

Grecia, según una fuente diplomática, estimaba que se "enfatizaba mucho la violencia" en la declaración, por lo que "el texto fue atenuado un poco, pero el lenguaje [utilizado] sigue muy fiel a lo que era antes".

El ministro polaco, Witold Waszczykowski, también expresaba reticencias al rechazar una fórmula de la declaración en la que la UE insiste sobre su unidad con respecto al etiquetado de mercaderías producidas en las colonias israelíes en los territorios palestinos, como los prevé la legislación europea desde 2012.

El 11 de noviembre la Comisión Europea publicó una "guía explicativa" que permitirá a los Estados de la UE exigir un etiquetado particular de las mercaderías producidas en las colonias israelíes que ahora ingresan al mercado de la UE con el sello "Fabricado en Israel".

En respuesta a esta decisión, considerada como hostil por Israel, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, había decidido suspender los contactos con la UE sobre el conflicto israelo-palestino.

- Palestinos conformes, israelíes no -

"La UE y los Estados miembros están comprometidos a garantizar total y efectivamente la implementación de la legislación europea existente y los acuerdos bilaterales aplicables a los productos de las colonias", reza la declaración final en la que los 28 expresan su "compromiso para garantizarlo de acuerdo a la legislación internacional".

"Todos los acuerdos entre Israel y la UE deben, inequívoca y explícitamente indicar su inaplicabilidad a los territorios ocuptados por Israel en 1967", añade subrayando que "esto no constituye un boicot".

En un comunicado dado a conocer en Jerusalén, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores israelí, Emmanuel Nahshon, deploró que la UE continúe "utilizando dos raseros diferentes, sin tener en cuenta la responsabilidad de la Autoridad palestina en la situación política (de callejón sin salida) actual, y en la campaña de incitación a la violencia que anima a la ola de terrorismo palestino".

Para el principal negociador palestino, Saeb Erakat, la UE "dio un paso adelante para que Israel rinda cuentas". Añadiendo que, si bien Europa "debería haber reaccionado antes respecto a los productos provenientes de las colonias israelíes", el texto es un mensaje dirigido al gobierno de Israel, mencionando que éste "realiza esfuerzos para mantener un régimen de 'apartheid' en Palestina", y que "las colonias continúan siendo ilegales en términos del derecho internacional y un obstáculo para la paz".

El fin de semana, el periódico israelí Haaretz había afirmado que el gobierno israelí intentaba impedir que los ministros europeos aprobasen el texto hace una distinción entre Israel y las colonias israelíes en los territorios ocupados.

Haaretz, citando a un responsable israelí, indicaba que los términos de la declaración eran muy fuertes con respecto a Israel.

Una fuente diplomática europea señaló que el texto fue aprobado en el bloque el viernes, pero luego volvió al nivel de los negociadores europeos durante el fin de semana para realizar modificaciones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP