Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, durante una rueda de prensa el 20 de julio de 2017 junto a su homólogo británico, David Davis, en Bruselas

(afp_tickers)

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, advirtió que la falta de concreción en la posición británica sobre la factura a pagar a la Unión Europea (UE) por su marcha podría retrasar hasta diciembre las discusiones sobre un acuerdo comercial, indicaron este jueves fuentes diplomáticas.

Bruselas reclama "progresos significativos" sobre la cuenta a saldar por Londres, así como en la cuestión de los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido tras el Brexit y la frontera en la isla de Irlanda, para empezar a conversar sobre el futuro marco de relaciones.

El objetivo inicial era constatar esos avances en octubre, pero, según un diplomático europeo, el negociador Michel Barnier expresó a los embajadores del resto de países europeos ante la UE sus dudas sobre "el cumplimiento de ese plazo informal, dada la posición de Reino Unido sobre la factura".

"Si no es en octubre, el próximo plazo informal debería pasar probablemente a diciembre, [cuando se celebra] la siguiente cumbre europea" ordinaria tras la de octubre, añadió a la AFP esta fuente, que pidió el anonimato.

Otra fuente europea subrayó el panorama "realista" de las negociaciones presentado por Barnier y que "no debe ser una sorpresa para Reino Unido el hecho de que necesitan hacer mucho más para alcanzar el nivel de progreso requerido para octubre", en las "tres" prioridades.

La factura a pagar por Londres por sus compromisos adquiridos como miembro de la UE es uno de los puntos espinosos de las negociaciones de divorcio que, de cumplirse los plazos, deben terminar con la salida de Reino Unido en marzo de 2019.

Según fuentes europeas, el monto podría alcanzar hasta los 100.000 millones de euros (112.000 millones de dólares), una cantidad que a mediados de julio el Gobierno británico calificó de "disparatada".

En la última ronda de negociaciones celebrada este mes, Barnier pidió una "aclaración" a Londres sobre cuál es su posición concreta en este asunto, al considerarla "indispensable" para realizar "progresos suficientes".

La portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, rechazó comentar estas reuniones "internas", asegurando que Barnier ya dijo que se llevaron a cabo "progresos limitados" en las negociaciones y subrayando la voluntad de la UE para trabajar en todo momento.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP