Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo del fabricante de automóviles Opel, el 8 de marzo de 2017 en Ginebra. Con la compra de Opel, el grupo francés PSA se instala como el segundo conglomerado automovilístico de Europa, detrás de Volkswagen

(afp_tickers)

La Comisión Europea dio este miércoles luz verde sin condiciones a la compra del fabricante Opel, filial europea del estadounidense General Motors, por parte del francés PSA, propietario de las marcas Peugeot y Citroen.

El ejecutivo europeo, que vela por la libre competencia en la UE, concluyó que "la operación no planteará problemas de competencia en los mercados" automovilísticos, según un comunicado.

Al justificar su decisión, la Comisión explicó que ambas sociedades sumadas tienen partes de mercado "relativamente pequeñas" y "no llegan a superar el 40% del mercado, excepto en dos países (Estonia y Portugal) y en el rubro de vehículos pequeños".

Con la compra de Opel, el grupo francés PSA se instala como el segundo conglomerado automovilístico de Europa, por detrás de Volkswagen, con un volumen de negocios de 55.000 millones de dólares.

General Motors, mayor fabricante estadounidense de automóviles, aceptó desprenderse de Opel por 1.365 millones de dólares, poniendo fin a 15 años ininterrumpidos de pérdidas que drenaron de sus cajas 15.000 millones de dolares.

Opel y Vauxhall vendieron 1,2 millones de vehículos en 2016, que se van a sumar a los 3,15 millones de PSA.

AFP