Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, se dirige a la prensa en Bruselas el 6 de febrero de 2017, antes de reunirse con la diplomacia del bloque

(afp_tickers)

La Unión Europea aprobó este lunes la creación de un cuartel general militar en Bruselas para sus misiones "no ejecutivas", que centralizará en las próximas semanas la jefatura de ciertas operaciones exteriores.

Los ministros de Exteriores y de Defensa europeos aprobaron "poner en marcha, a corto plazo, una capacidad militar de planificación y de conducción [MPCC, por sus siglas en inglés]", que se encargará a nivel estratégico de las "misiones con mandato no ejecutivo", según las conclusiones aprobadas por el Consejo de la UE.

Al término de la reunión de ministros, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, dijo estar "orgullosa" por esta decisión, máxime cuando "desde los años 50" los europeos tienen "dificultades para avanzar en el campo de la defensa, donde la UE tiene un historia marcada sobre todo por la división".

Esta unidad de "planificación y conducción" tendrá su sede en Bruselas, bajo la dirección del actual jefe del Estado Mayor europeo, Esa Pulkkinen, y coordinará las operaciones de formación de tres misiones militares desplegadas en la actualidad en Malí, Somalia y la República Centroafricana.

"Hoy es un día importante para Europa", se felicitó el ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, quien ve en la MPCC el "embrión" de una "mayor responsabilidad" europea en materia de defensa, expresando la voluntad de "dar todos los pasos necesarios" hacia una "capacidad autónoma" en el bloque.

El ministro italiano de Exteriores, Angelino Alfano, destacó, por su parte, que "el protagonismo en política exterior de [el presidente ruso, Vladimir] Putin e incluso alguna consideración de [su homólogo estadounidense, Donald Trump] exigen hacer más a Europa".

Aunque España e Italia, así como Francia y Alemania, son partidarios de avanzar en materia de defensa común, otros países de la UE se muestran más reacios, como Reino Unido, ante cualquier iniciativa que pueda asemejarse a un ejército europeo.

Para el ministro austríaco de Defensa, Peter Doskozil, "esto no representa el primer paso hacia un ejército europeo". "Definitivamente, no formaremos parte de un ejército europeo (...), incompatible con nuestra neutralidad", agregó.

El cuartel general, que empleará a unas 30 personas, estará "operativo" en las próximas semanas, precisó Mogherini.

Las operaciones ejecutivas de la UE, entre ellas la operación Sophia contra los traficantes de migrantes en el Mediterráneo, seguirán bajo mando de los cuarteles generales establecidos en los países del bloque.

AFP