Navigation

La UE aumenta el apoyo financiero a países del Sahel para la lucha antiterrorista

El presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, en la Conferencia de Alto Nivel sobre el Sahel en la Comisión Europea, en Bruselas, el 23 de febrero de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 febrero 2018 - 10:09
(AFP)

La Unión Europea duplicó este viernes sus fondos para ayudar en la lucha antiyihadista a los países africanos del Sahel, cuyos líderes alertaron de la tardanza en desbloquearse el dinero.

"Hay que evitar que el Sahel se convierta en un santuario para los grupos yihadistas, ya que el Sahel es la puerta de al lado de Europa", alertó el secretario general de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, al término de una conferencia de donantes en Bruselas.

La UE se comprometió a aumentar su ayuda financiera -de los 50 a los 100 millones de euros- a la fuerza militar conjunta de Malí, Mauritania, Chad, Níger y Burkina Faso, grupo de países conocido como el G5 Sahel.

Su presidente protémpore, el nigerino Mahamadou Issoufou, había llamado al inicio de la reunión a la comunidad internacional a ser "solidaria" con estos países, entre los más pobres del mundo.

Además, estos países se convirtieron "en un terreno, donde se desarrollaron los tráficos de seres humanos, de drogas, de armas que alimentan este terrorismo", en palabras del presidente francés, Emmanuel Macron.

En total 32 mandatarios, no sólo europeos, participaron en esta reunión que logró este viernes "en total, con las contribuciones de los otros donantes, 414 millones de euros" para la fuerza militar del G5 Sahel, indicó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

"Pero por ahora, sólo los 50 millones de euros comprometidos por la UE en julio, se desbloquearon", lamentó la italiana, mientras que el presidente de Níger urgió al desbloqueo de todos los fondos "lo más rápido posible".

Los europeos consideran que la "estabilidad" en esta región significa "la estabilidad de Europa", según el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quien destacó la participación de su país en misiones en la zona, como la lanzada por la UE en Malí para entrenar a su ejército.

La fuerza del G5 Sahel, que debería ser plenamente operativa a mediados de 2018 y contar con 5.000 soldados bien entrenados, actúa junto a 4.000 soldados franceses presentes en la zona y 12.000 militares de la Minusma, la operación de mantenimiento de la paz de la ONU en Malí.

El apoyo de la UE no se centra únicamente en el aspecto militar. Tal y como anunció el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a su llegada a la conferencia, la seguridad debe estar acompañada del desarrollo.

En este sentido, casi 8.000 millones de euros para esta región figuran en el presupuesto de la UE para el período 2014-2020. Y la cooperación con África será una de las políticas importantes en el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.