La revisión de la reglamentación europea sobre el mercado del gas, que tendrá un impacto importante en el gasoducto Nord Stream 2 liderado por la compañía rusa Gazprom, superó una nueva etapa el miércoles.

Tras varios meses sin avances, los estados miembros de la Unión Europea y el parlamento europeo alcanzaron un acuerdo el miércoles de madrugada para revisar esta reglamentación.

El principal objetivo de la revisión es que las reglas se apliquen también a los gasoductos de países de fuera de la UE para asegurarse la transparencia de los precios, el acceso de terceros a las infraestructuras y la separación de actividades entre proveedores y gestores de la red.

El cambio es un intento de controlar mejor el proyecto de gasoducto Nord Stream 2, liderado por el gigante ruso del gas Gazprom, que debería doblar las capacidades de transporte entre Rusia y Alemania a través de las aguas de Finlandia, Suecia y Dinamarca.

"Con este acuerdo, los futuros gasoductos de países terceros, incluido el Nord Stream 2, tendrán que cumplir las reglas de la UE", confirmo el relator del parlamento, el polaco Jerzy Buzek (PPE, derecho).

El texto todavía tiene que ser oficialmente ratificado por todos los eurodiputados y por los Estados miembros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes