La Comisión Europea declaró este lunes su "tolerancia cero con el fraude" a la Política Agrícola Común (PAC), después de informaciones de prensa apuntando a corrupción política en los países del Este vinculada a estos fondos.

El ejecutivo comunitario tiene "reglas muy claras sobre cómo deben gestionarse los fondos" y "se toma muy en serio cualquier acusación de uso indebido", indicó en rueda de prensa su vocero Daniel Rosario.

El portavoz respondía a preguntas sobre un artículo del diario New York Times, que afirmaba que algunos de los 59.000 millones de euros (65.000 millones de dólares) de subvenciones agrícolas de la UE apoyan a los "oligarcas y jefes políticos" en países como Hungría.

La portavoz de la Comisión, Mina Adreeve, indicó que la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) de la UE estudia estas acusaciones y añadió que la principal responsabilidad de la correcta ejecución del presupuesto recae en los gobiernos de los países del bloque.

"No estamos aquí para reemplazar a los gobiernos nacionales (...) No podemos y no haremos el trabajo por ellos", aseguró.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes